Mirtha Legrand le hizo perder la compostura a Guillermo Francos en su mesaza: «¿Me dejás terminar?»

Mirtha le hizo perder la compostura a Guillermo Francos en su mesaza: "¿Me dejás terminar?"

Aunque llegar al arte del actual secretario de Deportes es y será absolutamente imposible, Guillermo Francos cursa a diario la 'licenciatura en Sciología", esa maestría en mantener la compostura ante la pregunta que sea, toque horrores de gestión, economía, corrupción, deportes, escándalos, el tiempo o un viaje Marte… Lo hace bien, hay que reconocerlo, pero pese al durísimo training libertario, el flamante Jefe de Gabinete se vio en problemas este sábado en la mesa de la eterna Mirtha Legrand, que no solo le preguntó "quién fue sido el canalla, el sinvergüenza" que no repartió los alimentos acopiados por el Gobierno en Martelli, sino que cuando lo atacó con la inflación "que vuelve a crecer" casi lo hace desbarrancar: "¿Me dejás terminar?" disparó Francos, tajante… mostrando, como decíamos, que Scioli hay uno solo.

Por supuesto que Mirtha, dueña como el motonauta de una cintura infinita, llevó luego el tema a las sonrisas, pero consiguió sacar de sus casillas por un instante a Francos, y no se amilanó ante el "me dejás terminar", replicando "no, no te dejo terminar porque interrumpo. Yo soy interrumpidora…". Como Daniel, Mirtha también hay una sola.

Fue un momento formidable de la "mesaza" sabatina, con el Jefe de Gabinete volando de palo a palo en el arco 13 mientras los penales de Mirtha iban a los ángulos: escándalo de alimentos, inflación, por qué Milei viaja al exterior tan seguido, la salida de Posse, por qué Milei dice tanta palabrotas, por qué tiene esa personalidad…

Esto no les gusta a los autoritarios El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad. Hoy más que nunca Suscribite

El resto de los invitados (Daniel Balmaceda, Laura Di Marco y Adrián Ventura) disfrutaba de la cena, y se divertía viendolo a Francos transpirar, mientras agitaba la bandera blanca del "gobierno que solo lleva 6 meses", o ensayaba sobre los insultos diarios de Milei que "es un presidente disruptivo", llegando al remanido "venimos de la hiperinflación". Luego de esos minutos de asedio, la diva se compadeció del funcionario, y le permitió ver cuál era el menú, aclarándole "no estamos en contra suya, eh? Para nada ministro, al contrario, pero yo creo que usted es un valor muy importante en el Gobierno".

"Yo me voy acordando de cosas, por eso lo interrumpo", agregó la diva, y el jefe de Gabinete volviendo a recuperar la compostura ironizó: "Mejor que no se acuerde de muchas, Mirtha".

"Estuve viendo lo de los alimentos… Y le voy a decir una cosa que puede parecer ridícula. Los vi a los soldados entregando los alimentos y me puse a llorar. Me emocionó muchísimo. Estaban en ropa de fajina. Yo decía, ¿por qué no los distribuyeron antes? ¿Quién fue el canalla, el sinvergüenza que impidió que se hiciera? Porque siempre hay uno", señaló Mirtha sin medias tintas.

Luego la conductora apuntó a los numerosos viajes de Milei al exterior, "en los que encima dice tantas palabrotas". Incluso, dándole más dramatismo al momento se cubrió el rostro con una servilleta: "¿Por qué tantas palabrotas? ¿Por qué?", insistió.

"Bueno, es su personalidad", contestó Francos, respirando hondo. "Pero es el Presidente, dice cosas terribles", se lanzó Mirtha ya sin servilleta, obligando a Francos a ensayat "es un presidente disruptivo, fue electo de esa manera, tiene seguidores muy jóvenes…", adjudicando de manera implícita ese lenguaje del mandatario y las formas a sus seguidores.

"De todos los países lo siguen", concedió Mirtha, sobre el impacto global de los viajes de Milei, centro que aprovechó Francos para cabecear: "La ubicación que generó Milei de Argentina en el mundo es impresionante".

Mirtha no fue solo opositora, también concedió que "a Milei también lo agreden bastante", y Francos señaló que el líder libertario "encaró una lucha muy difícil contra una concepción populista en serio en Argentina. Después de 40 años de democracia, uno se pregunta `¿qué rescatamos? Algo por lo cual los argentinos lucharon tanto que fue recuperar la democracia y las libertades. No pudimos demostrar en el tiempo que es bueno vivir en democracia, pero que sus resultados para la gente no fueron lo que la gente esperaba". El show había terminado.

HB

COMENTARIOS