Para el jefe de Cáritas, fue “una vergüenza” la retención de alimentos

Para el jefe de Cáritas, fue “una vergüenza” la retención de alimentos

El presidente de Cáritas y obispo de Quilmes, Carlos Tissera, dijo que fue “una vergüenza” el escándalo de los alimentos no entregados y acoplados en los galpones del Ministerio de Capital Humano.

En diálogo con Radio Mitre, Carlos Tissera expresó que lo que ocurrió “es triste”. Además, destacó el trabajo que realizan las ONG y los movimientos sociales. “Le dijimos (al Gobierno) que Cáritas es apenas un granito de arena, pero hay muchas instituciones o ONG que se están poniendo hace tiempo al hombro la asistencia alimentaria. Ya lo veníamos venir y no tenemos toda la plata del Gobierno”, señaló.

“Lo importante ahora es que se está distribuyendo. Todo lo otro que pasó, para mí, es una vergüenza. Están los que tendrán que investigar naturalmente porque esto está judicializado. Es triste”, agregó el monseñor Tissera en declaraciones radiales ayer.

Esto no les gusta a los autoritarios El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad. Hoy más que nunca Suscribite

Luego sostuvo: “Está bien que se tenga que auditar y todo lo que sea por cualquier cosa que haya rara, pero mientras tanto hay gente que necesita comer”. Además, lamentó que la salida del exsecretario de Niñez y Familia, Pablo de la Torre, implicó que desde la organización hayan perdido un interlocutor con la cartera conducida por Sandra Pettovello.

“Ahora estamos viendo con quién hablar porque el que estaba no está más. Desde el primer momento que asumió, antes de que tuviera firma, ya estábamos en diálogo con él”, explicó el obispo.

También habló sobre las irregularidades detectadas en algunos movimientos sociales y aseguró que “pasa en todos lados”. “En la iglesia también tengo que controlar, en las parroquias hay consejos económicos” por estas cuestiones.

COMENTARIOS