Un delincuente de 28 años fue detenido por el robo de dos parillas de un parripollo en Chimbas.

Un insólito hecho ocurrió en la madrugada de este domingo, cuando un delincuente de 28 años fue detenido por el robo de dos parillas de un parripollo en Chimbas.

La aprehensión se llevó adelante en el local situado sobre calle Salta y Barboza. Al mismo tiempo, fuentes policiales confirmaron que  el detenido ostentaba una tobillera electrónica por violencia de género.

Tras ser trasladado hasta la sede policial de la Comisaría 17, el sujeto rompió la tobillera. Finalmente quedó a disposición de la UFI por «Robo en concurso real con el agravante de daño agravado por la rotura de la tobillera.

COMENTARIOS