Cómo está la situación judicial de Sebastián Villa

Cómo está la situación judicial de Sebastián Villa

Sebastián Villa volverá a jugar en la máxima categoría del fútbol argentino: llegó a un acuerdo con la dirigencia de Independiente Rivadavia y arribará al conjunto mendocino en el siguiente mercado de pases.

Bombazo: Sebastián Villa jugará en Independiente Rivadavia

"Él tiene una condena a dos años y un mes, está en libertad condicional, y puede ingresar y salir del país. Yo creo que cualquier persona tiene derecho a una segunda oportunidad. Cualquiera puede cometer un error y Villa se la merece", expresó el presidente del club, Daniel Vila, en Radio Splendid.

Desde la dirigencia de la “Lepra mendocina”analizaron cómo se encontraba su situación judicial para proseguir con la posible contratación a mediados de abril, tal como anticipó este sitio.

¿Cómo se encuentra actualmente sus conflictos con la justicia?

Sebastián Villa tuvo dos graves denuncias ante la Justicia, siendo ambas de sus ex parejas. En una de ellas fue condenado a dos años y un mes de prisión condicional por “amenazas coactivas con lesiones leves en contexto de violencia de género” contra Daniela Cortes.

Cabe remarcar que no quedó en prisión efectiva por ser una pena menor a tres años. Esto podría cambiar si Villa tiene un nuevo delito de, por lo menos, once meses de prisión.

La otra causa, que es por presunto abuso sexual con acceso carnal a Tamara Doldán, aún se encuentra en curso. El juicio tenía fecha pautada para el pasado mes de abril, pero ambas partes llegaron a un acuerdo económico extrajudicial en el marco de la “reparación integral de daños”, artículo que fue incorporado al Código Penal Argentino en el año 2015.

Sin embargo, la Fiscalía solicitó que la causa continúe y se resuelva mediante una apelación: Argentina en 1996 se adhirió con fuerza de ley a la resolución interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer llamada ”Convención Do Belem do Pará", que establece la protección jurídica total por delitos de género.

COMENTARIOS