Una Inglaterra sin alma se tuvo que conformar con el empate ante Dinamarca y dio un paso atrás en la Eurocopa


Dinamarca e Inglaterra confirmaron con el 1 a 1 que amasaron en el Frankfurt Arena que el Grupo C de la Eurocopa 2024 es el que menos goles tiene. Gracias a ese resultado, los cuatro –Serbia y Eslovenia completan la zona- tienen chances de clasificar en la última fecha ya que entre el primero y el último hay apenas tres puntos de diferencia.

El partido, acaso uno de los más aburrido en lo que va de la máxima competencia europea, tuvo goles y buena cantidad de remates, pero fue poco vistoso. Inglaterra consiguió ponerse en ventaja, pero no sostenerla, y Dinamarca pudo emparejar las cosas, pero ese fue su techo.

El gol de Inglaterra fue de Harry Kane, pero se gestó con un madrugón de Kyle Walker a Victor Kristiansen, que iba al trote a buscar una pelota fácil y no vio como el inglés le pasó a un costado a toda velocidad para quedarse con el balón, pisar el área y mandar el centro, que hizo una carambola entre las piernas danesas y le quedó a tiro al capitán inglés que pudo abrir el marcador.

El tanto no cambió nada excepto el marcador. La dinámica del partido fue la misma, sin que ninguno tomara mando del juego. Pero antes de que se terminara la primera parte, Dinamarca consiguió el empate.

Fue un golazo de Morten Hjulmand que le pegó de frente al arco y desde afuera de la medialuna para mandar la pelota junto al palo derecho del arquero, que se estiró pero no llegó siquiera a tocarla. Golazo y un empate que presagiaba un segundo tiempo más atractivo.

Pero no. Si bien a la segunda parte no le faltaron situaciones, estuvo lejos de ser entretenido. Le puso un poco de emoción Phil Foden con su remate -también desde afuera, pero recostado sobre la derecha- que devolvió el palo mientras Kasper Schmeichel hacía vista.

Así, la clasificación quedó servida para quien gane en la próxima fecha. El único que sumó tres puntos fue Inglaterra en el debut ante Serbia, pero no puede especular con un empate ya que podrían alcanzarlo y quedar afuera por diferencia de gol.

Las cosas están tan parejas que si Serbia, última, le gana a Dinamarca y Eslovenia empata con la selección inglesa, clasificará sin fijarse en la diferencia de tantos recibidos. En el grupo C, al parecer, clasificará el que se destape y haga los goles que hasta ahora no aparecieron.

COMENTARIOS