Una mujer quemaba hojas secas y el viento le jugó una mala pasada.

Los vecinos del Barrio Lozano de Albardón se alarmaron al ver que una quema de hojas se salió de control y terminó con una casa envuelta en llamas.

El hecho se produjo en la tarde del jueves, cuando una mujer quemaba hojas secas y el viento le jugó una mala pasada.

Las llamas alcazaron el techo de machimbre de una habitación de la vivienda y rápidamente el fuego se progragó. Afortundamente una dotación de Bomberos arribó al domicilio y logró sofocor el incendio.

Al mismo tiempo, los uniformados de las Comisaría 18° reportaron la pérdida de varios muebles.

COMENTARIOS