Agustín Canapino vuelve a competir en la IndyCar Series tras la polémica con otro piloto que lo obligó a «tomarse un descanso»


El Gran Premio de Monterrey, la novena competencia de la temporada 2024 de la IndyCar Series, se disputará este domingo desde las 19 (transmitirá la plataforma Star+) en el circuito de Laguna Seca y para el público fierrero argentino recuperará un atractivo: Agustín Canapino volverá a estar a bordo del Chevrolet número 78 del equipo Juncos Hollinger Racing después de su ausencia en la prueba que se desarrolló dos semanas atrás en el trazado Road America de Elkhart Lake (Wisconsin).

El cuádruple campeón del Turismo Carretera competirá nuevamente después del descanso forzado que le impuso su equipo luego de que el arrecifeño se viera envuelto en una no buscada polémica. El 2 de junio, durante la carrera que se llevó a cabo en Detroit, sufrió un choque del francés Théo Pourchaire en un relanzamiento que lo perjudicó seriamente y lo retrasó hasta el 12° puesto.

“Lamentablemente, él cometió un gravísimo error, me chocó fuerte y me destrozó el auto”, se quejó el argentino tras la carrera. Si bien las palabras de los protagonistas se extinguieron allí, las consecuencias del incidente trascendieron los límites de la pista, puesto que en las horas posteriores Pourchaire, quien manejaba el Chevrolet número 6 del equipo Arrow McLaren, fue amenazado de muerte a través de las redes sociales.

El martes posterior a la competencia de Detroit, las escuderías Arrow McLaren y Juncos Hollinger Racing publicaron un comunicado conjunto en el que rechazaron los mensajes de odio hacia Pourchaire. Parecía que la espuma bajaba definitivamente. Sin embargo, dos días después Arrow McLaren informó que daba por terminada “con efecto inmediato” su alianza comercial con Juncos Hollinger Racing, un convenio anunciado ocho meses atrás y que nunca se había puesto en marcha.

Veinticuatro horas más tarde, mientras Canapino firmaba autógrafos en el circuito Road America, su equipo informó que “debido al aumento de abuso y acoso en las redes sociales resultante de los hechos que son de público conocimiento”, el argentino tomaría “una licencia para el Gran Premio Xpel de este fin de semana”. “Desde JHR priorizamos el bienestar físico y mental tanto de nuestros pilotos como de nuestros competidores”, añadió el comunicado.

Canapino durante la carrera en Detroit, en la que un choque le impidió meterse en los primeros puestos. Foto: Juncos Hollinger Racing.Canapino durante la carrera en Detroit, en la que un choque le impidió meterse en los primeros puestos. Foto: Juncos Hollinger Racing.

Canapino no compitió el 9 de junio en Elkhart Lake: su vehículo fue conducido en esa prueba por el californiano Nolan Seigel, de 19 años, piloto de la Serie Indy NXT. Tres días más tarde, el Juncos Hollinger Racing anunció que el Titán regresaría este fin de semana en Laguna Seca y que continuaría representando a la estructura durante el resto de la temporada. “Somos un equipo con metas y objetivos en común, siempre vamos a priorizar a nuestros pilotos, cuidándolos y respetándolos”, sostuvo Ricardo Juncos, copropietario y jefe de la escudería.

El mismo día, Canapino publicó en sus cuentas de las redes sociales un video en el que agradeció a Juncos y a Brad Hollinger, el otro dueño de la escudería, y explicó los motivos de su ausencia en Elkhart Lake: “El equipo entendió que necesitaba un descanso y que lo mejor era no correr ese fin de semana en Road America. Consideraron que no era adecuado subirme a un IndyCar con toda la situación inesperada que estaba viviendo y el estrés que eso me había generado ante tan atípico contexto”.

Tras esta pausa, el ganador de 15 títulos nacionales en Argentina volverá a competir este domingo en un certamen en el que marcha 22° con 74 puntos, a 162 unidades del líder del campeonato, el australiano Will Power. Canapino procurará superar el 12° puesto que consiguió en su última presentación, en Detroit, que representó su mejor actuación desde que empezó a correr en la IndyCar Series en 2023 (también había sido 12° el año pasado en St. Petersburg, Fort Worth y Toronto).

La contracara del regreso del Titán en Laguna Seca será la ausencia del coprotagonista de esta historia de roces en la pista y amenazas en las redes: el lunes, el equipo Arrow McLaren anunció que Théo Pourchaire no continuará conduciendo el Chevrolet número 6 y que su lugar será ocupado, justamente, por Nolan Siegel, el sustituto de Canapino en Elkhart Lake.

El joven estadounidense Nolan Siegel reemplazará al francés The´o Pourchaire en el equipo Arrow McLaren. Foto: Instagram @nolansiegel.El joven estadounidense Nolan Siegel reemplazará al francés The´o Pourchaire en el equipo Arrow McLaren. Foto: Instagram @nolansiegel.

El californiano, quien fue elegido el Novato del Año de la Indy NXT en 2023, iniciará esta nueva aventura con el respaldo de haber ganado el fin de semana pasado las 24 Horas de Le Mans en la categoría LMP2, junto al estadounidense Bijoy Garg y el británico Oliver Jarvis, y a bordo de un vehículo del United Autosports. “Este es un salto inesperado, pero estoy emocionado de estar en esta posición después de una carrera gratificante en la serie Indy NXT”, resaltó el piloto.

Siegel conducirá uno de los autos del Arrow McLaren “durante las diez carreras restantes de esta temporada y de 2025 en adelante”, según informó el equipo en un comunicado. “Quiero dar las gracias a Théo (Pourchaire) por el tiempo que nos ha dedicado en las últimas semanas. Hacer este cambio ahora nos da la oportunidad de construir una base para el futuro”, justificó Gavin Ward, director de Arrow McLaren.

COMENTARIOS