Lewis Hamilton marcó el mejor tiempo en los ensayos y se ilusiona con lograr la pole


El británico Lewis Hamilton, quien fue protagonista este viernes dentro y fuera de las pistas, estableció el mejor tiempo en las pruebas libres del Gran Premio de España, décima competencia de la temporada de la Fórmula 1 en la que el séptuple campeón mundial mejoró por la tarde la vuelta más rápida de la primera sesión registrada por su compatriota Lando Norris.

El piloto de Mercedes giró en 1’13″264 y finalizó por apenas 22 milésimas de segundo delante del español Carlos Sainz, quien refrendó la recuperación de Ferrari en Montmeló tras la debacle que padeció el equipo italiano en Canadá con el abandono de sus dos pilotos.

A 55 milésimas de distancia de Hamilton cerró Norris, quien por la mañana había sido el más rápido al comando de su McLaren con un crono de 1’14″228 que mejoró por la tarde, al girar en 1’13″319 para cerrar por delante del sorprendente francés Pierre Gasly, quien con Alpine-Renault se ubicó cuarto a 179 milésimas del mejor tiempo del día.

A sus espaldas se ubicó el tricampeón mundial neerlandés Max Verstappen, 240 milésimas de segundo más lento con Red Bull que el tiempo de Hamilton y quien por la mañana había quedado a sólo 14 milésimas del mejor registro de Norris y por delante de Sainz, tercero en esa tanda a 344 milésimas del británico más joven.

Por la tarde, detrás de Verstappen cerró la Ferrari del monegasco Charles Leclerc, que terminó a 333 milésimas de distancia de Hamilton y por delante del australiano Oscar Piastri (McLaren), que lo hizo a 358 milésimas del mejor registro de la jornada.

La máquina de Leclerc contaba con menos actualizaciones que la SF-24 comandada por Sainz, lo que explicaría en cierta medida la mejor actuación del español en las pruebas libres, sobre todo en la primera, en la que su compañero quedó con el undécimo tiempo a 1,2 segundos de distancia del crono de Norris, que en esa tanda aventajó a Hamilton por 683 milésimas.

La actuación del séxtuple campeón mundial por la tarde ilusionó al equipo alemán, que mostró una franca mejoría en el último Gran Premio, y si bien los ensayos de los viernes no invitan a sacar conclusiones, Hamilton posiblemente llegue en buenas condiciones para pelear por la pole en la clasificación del sábado.

Más aún si se considera que los tiempos estuvieron bastante «apretados», como advertía Sainz en la previa del inicio de las acciones en Montmeló, donde Verstappen llega como el gran favorito a sumar su tercera victoria en fila, la cuarta en este trazado y la séptima de la temporada.

Hoy su antiguo «enemigo» Hamilton mostró los dientes y si repite mañana estará en condiciones el domingo de pelear por su séptima victoria en este Gran Premio, que ganó por última vez en 2021 y que el año pasado lo vio celebrar en el segundo escalón del podio por detrás de Verstappen y por delante de su compatriota y compañero George Russell.

Pero como para que la alegría no sea completa en Mercedes, la actuación del séptuple campeón mundial se vio opacada por rumores que circularon en el «paddock» y que apuntan a un nuevo correo elecrtónico anónimo que denuncia un presunto sabotaje en el seno del equipo alemán contra Hamilton, quien la próxima temporada correrá para Ferrari.

Una situación que apunta a generar un nuevo escándalo en una ya caliente temporada por el caso que involucró al jefe del equipo Red Bull, Chris Horner, al difundirse conversaciones con una empleada de la escudería que lo acusó de comportamiento inapropiado, dando lugar a una investigación que absolvió al directivo, pero dejó algunas dudas.

En lo que refiere a Hamilton, la situación interna en Mercedes también habría salido a la luz por un correo electrónico de un empleado de la escudería alemana que afirmó en el correo electrónico anónimo: «Algunos en el equipo no están contentos con el sabotaje sistemático a Lewis y a su máquina», publicó el «Daily Mail».

Lewis Hamilton. REUTERS/Susana VeraLewis Hamilton. REUTERS/Susana Vera

«No sólo se equivocan con la estrategia de los neumáticos y de carrera, sino que circulan rumores relacionados con la salud mental de Lewis, que está aislado y están sucediendo algunas cosas furtivas», agrega el correo anónimo que reproduce ese periódico.

Consultado al respecto, el equipo Mercedes rechazó de plano la versión por boca de su jefe, Toto Wolff, quien no pudo ocultar su contrariedad y comentó al respecto: «Hay que terminar de una vez por todas con estos abusos on-line», antes de aclarar que «no existe complot alguno. Todos apostamos por el éxito del piloto más icónico que haya tenido este deporte».

«Tenemos el privilegio de trabajar con Lewis, un piloto increíble y una personalidad que puede atravesar períodos altos y bajos como cualquier otro deportista», agregó Wolff antes de asegurar: «Respeto su decisión de acordar con Ferrari y no hay rencor por esa situación. Su relación con el equipo es óptima y lo que circuló es absolutamente falso».

COMENTARIOS