La Justicia de San Juan condenó por estafa a un sanjuanino acusado de entregar cheques millonarios sin fondos

La Justicia de San Juan condenó por estafa a Rodolfo Duilio Rosales, un sanjuanino acusado de entregar cheques millonarios sin fondos y falsos en la compra de un camión Ford 600 y auto Mercedes Benz. La sentencia fue dictada por el juez de Garantías, Mario Guillermo Adarvez mediante juicio abreviado. La pena será cumplida fuera de prisión, ya que fue condenado a tres años de prisión condicional y además quedó inhabilitado por el mismo plazo de tiempo para operar su cuenta corriente bancaria, al igual que las cuentas de terceros.

El hombre oriundo de Caucete había quedado en la mira de la Justicia el pasado 29 de abril cuando se formalizaron las dos primeras denuncias que lo señalaban como estafador. En esta ocasión se sumó una nueva acusación porque Rosales había vendido un camión marca Ford modelo 600, que estaba registrado como secuestrado.

Por este motivo, el Ministerio Público Fiscal y la defensa de Rosales acordaron un juicio abreviado por el delito de libramiento de cheques sin fondo, más dos defraudaciones por engaño en calidad de autor y en concurso real. En ese sentido, acordaron la pena antes mencionada, más la inhabilitación por el mismo plazo de tiempo para ser titular de una cuenta bancaria corriente u operar la cuenta de terceras personas con comunicación al Banco Central. Este acuerdo fue homologado por el magistrado asignado al caso.

Los hechos

En primer lugar, a partir de la denuncia realizada por Roberto Ceferino Flores el 8 de abril de 2024, se revela que el 16 de enero de este año, Rosales adquirió un Camión Ford 600, color blanco, mediante un acuerdo de pago con cheques diferidos del Banco Santander. Sin embargo, al intentar utilizar los cheques, el denunciante descubrió que carecían de fondos, lo que llevó a presentar una carta documento sin respuesta hasta la fecha de la denuncia. Flores recibió como parte de pago tres cheques de Rosales, de montos diferentes: de $2.000.000, de $1.000.000 y de $500.000.

En segundo lugar, el 24 de abril, Mario Federico Bazán presentó una denuncia penal contra Rosales. Según Bazán, el 14 del corriente mes, le vendió a Rosales su camioneta Mercedes Benz, modelo Vito, por un valor de $10.000.000. Como parte del pago, recibió un cheque de $10.000.000 de la empresa Camino del Oeste S.A. (Avícola Myriam), que resultó ser falso al presentar un error ortográfico. Tras infructuosos intentos de contacto con Rosales, Bazán descubrió que el cheque no había sido emitido por la empresa indicada.

Por otro lado, en fecha 3 de mayo de este año, el ciudadano Jorge Antonio Guardia se presentó en la Unidad Fiscal de Delitos Informáticos y Estafas para denunciar una estafa relacionada con la venta de un camión. Según la denuncia, el señor Guardia encontró una publicación en la red social Facebook en la que un usuario llamado Rosales Rodolfo ofrecía la venta de un camión marca Ford modelo 600, de color blanco, con dominio WFE 326, por la suma de $2.000.000.

Guardia se puso en contacto con Rosales y acordaron encontrarse en el domicilio de este último, ubicado en el barrio Conjunto 1 del departamento de Caucete, provincia de San Juan. Durante la visita, el señor Guardia inspeccionó el camión, revisó la documentación y acordó realizar la compra. Para completar el pago, el señor Guardia vendió una camioneta de su propiedad de color rojo y entregó al señor Rosales la suma de $1.700.000 en efectivo. Se firmó un contrato de compra-venta por el camión y se acordó que el señor Rosales entregaría el título del automóvil una vez que se haya cancelado el camión. Además, se descubrió que el señor Guardia realizaría dos pagos de $50.000 cada uno en las fechas 2 de marzo y 4 de abril de 2024, para ir completando el pago.

Sin embargo, Guardia descubrió que el camión que había adquirido tenía una batería que no funcionaba, por lo que tuvo que comprar una nueva. También mencionó que realizó reparaciones en los frenos. El día anterior a presentar la denuncia, Guardia recibió la visita de personal policial en su domicilio, quienes le informaron que el camión Ford 600 que había adquirido estaba registrado como secuestrado. Como el camión no funcionaba, se designó al señor Guardia como depositario judicial del vehículo hasta que se resuelva el hecho.

Guardia presentó la denuncia el 3 de mayo de 2024, luego de percatarse de que había sido víctima de una estafa por parte del señor Rosales, quien le ocasionó un perjuicio económico. El camión y la documentación relacionada fueron secuestrados.

 

COMENTARIOS