Tiago Pernía, el piloto del momento, no para de ganar en el TC2000


Tiago Pernía es «el piloto del momento» en el TC2000. Hasta hace algo más de dos meses y una semana, el nacido en Dallas (Estados Unidos) no había corrido ni una carrera en esa categoría. Hoy, ya tiene cuatro victorias y marcha tercero en el campeonato, que lidera su papá Leonel. Este domingo, los dos compartieron el podio en el autódromo Villicum, escenario de la quinta cita de la temporada, en la que el heredero de una dinastía que es protagonista en el automovilismo nacional (y supo brillar también en el fútbol) festejó por duplicado.

Con un Renault Fluence del equipo DirecTV Ocasa Racing, Pernía hijo fue el actor principal de la doble función del TC2000 en el circuito de San Juan y, por segunda vez en su cortísima trayectoria, cerró un fin de semana perfecto.

El sábado largó en punta en la primera prueba de la fecha, tras conseguir el cuarto mejor tiempo de la clasificación y trepar luego al primer lugar de la grilla por la aplicación de los recargos de tiempo a los ocho primeros de la tabla. Y firmó una actuación impecable de punta a punta.

«Arriba del auto venís exigiéndote al máximo y es muchísimo el trabajo que hacemos con el equipo en los entrenamientos. En la clasificación el coche respondió muy bien, tenía un gran ritmo y por eso nos llevamos la victoria. Creo que tuve algo de suerte en la carrera porque pude hacer una luz mientras los de atrás se peleaban. Estoy disfrutando de este momento, porque no es nada fácil», analizó en charla con Carburando.

Como para dejar en claro que esa enorme carrera no fue una casualidad, Tiago repitió el festejo este domingo, cuando demostró en pista tener una cabeza fría y una gran madurez para aguantar los ataques de un experimentado como Bernardo Llaver (Honda), que se convirtió en su escolta en la 10ª vuelta y terminó peleándole el primer lugar hasta la bandera a cuadros.

Llaver; Tiago y Leonel, el podio del domingo en el Villicum. Foto Prensa TC2000Llaver; Tiago y Leonel, el podio del domingo en el Villicum. Foto Prensa TC2000

«Me voy con un sabor agridulce total, me pasé un poquito. Pero hay que destacar el trabajo de Tiago. Es un robot. Estaba esperando algún error de él y no pasó nunca«, aseguró Llaver, sin problemas para reconocer la superioridad de su joven rival.

Tiago, de 20 años, celebró su cuarta victoria en la categoría. Las dos primeras las había conseguido también en un mismo fin de semana, en la tercera fecha (doble) en San Nicolás, a fines de mayo. El podio de este domingo, igual, tuvo un sabor especial, porque fue el primero que compartió con su papá. Leonel, vigente bicampeón de la categoría, terminó tercero, también con un Renault del Axion Energy Sport, y se afianzó como líder del campeonato.

«Tengo felicidad completa por la recuperación mía y la victoria de Tiago. Fue un carrerón, en todo momento muy peleado. Se pone interesante, esto recién empieza y queda mucho por delante», comentó Leonel.

Y, papá orgulloso, le dijo al sitio Campeones: «Tiago demostró que tiene una madurez increíble. La maniobra de la última vuelta es de un piloto súper experimentado. La edad no tiene nada que ver, uno corre según las condiciones que tiene. Creo que él no se está dando cuenta de todo lo que está haciendo».

Tiago, con el Renault 85, se anotó su segundo doblete en su corta trayectoria en el TC2000. Foto Prensa TC2000Tiago, con el Renault 85, se anotó su segundo doblete en su corta trayectoria en el TC2000. Foto Prensa TC2000

Tiago, feliz, afirmó: «Es increíble lo que estoy viviendo. Sin dudas, falta, porque no arranqué el año de la mejor manera. Y por ahí veía que la gente dudaba de mí, aunque yo no. Y quería demostrar que estoy para ganar».

«Cuando quedó Berni atrás, me decían que tenía un margen grande entonces por ahí cuidé unas vueltas. Pero me empezó a descontar de a mucho, tuve que empezar a presionar. En la última vuelta, intentó una buena maniobra que pude contrarrestar muy bien. Por eso la victoria fue más importante», analizó en charla con Carburando.

«Lo que estoy viviendo es increíble. Creo que todavía no caigo, pero es terrible. Ayer gané la carrera y me fui pensando en la carrera de hoy. Ese fue uno de los motivos por los que ganamos también esta carrera. No perdí la concentración, no me dejé llevar y el equipo me dio un autazo. Estoy feliz», cerró.

Tiago, campeón en 2022 de la Fórmula Nacional, el gran semillero del automovilismo argentino, irrumpió con fuerza en el TC2000. Tanto, que con apenas seis finales disputadas en cuatro fechas (y con una fecha menos que el resto de la parrilla, porque se perdió la primera en Concordia y debutó el 13 de abril en Buenos Aires), ya está entre los tres mejores del campeonato.

Tiago debutó en el TC2000 el 13 de abril en Buenos Aires. Foto Prensa TC2000Tiago debutó en el TC2000 el 13 de abril en Buenos Aires. Foto Prensa TC2000

Tras el triunfo del sábado, se ubicaba séptimo con 65 puntos. Y gracias a la victoria de este domingo, se trepó al tercer escalón, que ocupa con 90 puntos, detrás de su papá, primero con 134, y Llaver, segundo con 111 unidades.

La 2024 es, al menos por ahora, la temporada de los Pernía en el TC2000. De las ocho carreras disputadas, la familia celebró seis victorias, porque a las cuatro de Tiago se suman las dos de Leonel, una en Concordia y otra en Rosario. Tras la visita a San Juan, comparten el podio de la tabla. Y mientras el Tanito sigue alimentando su enorme trayectoria en la categoría, en la que fue campeón tres veces (2019, 2022 y 2023), su hijo empezó su camino a paso firme y a puro triunfo.

COMENTARIOS