por qué la rodillera que usa en Wimbledon está al borde de la ilegalidad


Todo de blanco. El estricto dress code del All England ha traído polémicas por décadas en Wimbledon, el torneo más tradicional de todos. Y seguirá siendo así. Ejemplos, sobran. Hasta 1991, Andre Agassi se negaba a jugar en el césped inglés porque no podía llevar su look de Backstreet Boys con remeras de colores, vincha al tono y bermudas de jean desflecadas. Es cierto, el Kid de Las Vegas era un rebelde (con o sin causa), pero hasta el correcto de Roger Federer tuvo problemas: en 2013, al suizo le dijeron que sería descalificado si volvía a usar el calzado que había lucido en la primera ronda: unas Nike con suelas naranjas flúor. Obviamente, el tenista que quedó envuelto en la nueva polémica por la vestimenta de Wimbledon no es otro que Novak Djokovic.

A principios de junio, Novak Djokovic fue operado de un desgarro en el menisco de su rodilla derecha, tras un épico partido en el que eliminó a Francisco Cerúndolo «en una pierna».

Desde aquel momento se especuló con si el serbio llegaría o no a disputar Wimbledon. Este martes, Novak Djokovic debutó con victoria frente al checo Vit Kopriva en la Catedral del tenis y lo hizo luciendo una rodillera gris. Según los medios europeos, ese implemento ortopédico «bordea la legalidad de las reglas del torneo, que obligan a los tenistas a vestir de blanco prácticamente impoluto».

Según las normas del torneo, solo se permite una línea de color, de no más de diez milímetros, en los pantalones, en el cuello, en el final de las mangas y en las gorras. Las zapatillas y sus suelas deben ser completamente blancas (pregúntenle a Roger, sino), mientras que solo las mujeres pueden llevar una prenda de color debajo del pantalón para evitar que haya manchas con el periodo. Esta iniciativa fue integrada recién en 2023.

Los tenis de la polémica de Federer en 2013. Dicen que la situación lo desconcentró tanto que se despidió en segunda ronda con el ucraniano Sergiy Stakhovsky.Los tenis de la polémica de Federer en 2013. Dicen que la situación lo desconcentró tanto que se despidió en segunda ronda con el ucraniano Sergiy Stakhovsky.

Sin embargo, Djokovic, siete veces campeón en el All England Club, llevó una rodillera de protección de color gris en su pierna derecha este martes en su victoria contra Kopriva, una excepción que contempla el libro de reglas del torneo.

«Los apoyos médicos y esa clase de material debe ser blanca si es posible, pero puede ser de color si es absolutamente necesario», reza el reglamento.

Y, para despejar dudas, el propio Djokovic confirmó en rueda de prensa que recibió luz verde para llevar la rodillera.

«Hablé con la presidenta antes de saltar a la pista y me dio luz verde, así que todo bien. Obviamente habíamos preguntado en los días previos para ver si tendríamos permiso. Créeme que hemos tratado de encontrar una rodillera blanca«, explicó Djokovic, quien también recordó el caso de Frances Tiafoe, que jugó este lunes con una protección negra en el brazo.

Nole seguirá usando su rodillera.
Foto: ReuterNole seguirá usando su rodillera.
Foto: Reuter


«Creo que el gris es algo mejor, está más cerca del blanco. Sé que no es lo ideal y me gusta ir de blanco entero y respetar las reglas, pero me dieron permiso. Les dije que haremos todo lo que podamos para llevar una blanca en el próximo partido».

El único lugar en el que los tenistas pueden jugar con prendas de colores es en las pistas de entrenamientos del Aorangi Park. «El código de vestimenta es más relajado en el Aorangi», dice el libro de reglas. En el momento en el que se entra en cualquiera de las 18 pistas del club, se requiere de la ropa blanca para poder golpear a la pelota.

Las polémicas por la vestimenta en Wimbledon a través de los años

Sobran anécdotas similares a las de Federer en aquel Wimbledon de 2013, que son incluso más ridículas que sancionar a alguien por el color de sus suelas. Aunque fue tal el estupor que le causó al suizo que terminó perdiendo en segunda ronda, algo que no pasaba desde el 2002.

El caso de Martina Navratilova, la tenista más premiada en la historia de Wimbledon, con nueve títulos acumulados hasta el 2006, el año de su retiro, es de no creer. En 2014, la invitaron a regresar al All England para disputar un dobles amistoso, y la amonestaron por tener una raya azul en su pollera. «Han ido demasiado lejos», dijo.

Alguien que estaba decidido a no dejarse achicar por las estrictas normas fue Ted Tingling, el icónico modisto de varias tenistas. Décadas atrás, a las mujeres se las obligaba a jugar con polleras que tapen las rodillas, de un largo que era extremadamente incómodo. Pero Tingling pensó más allá, y en 1985 la vistió a Anne White con un enterizo similar a un traje de neoprene, pero blanco, obvio. El árbitro de aquel partido quedó en completo estupor.

El mono de Anne White, 1985. @TennisChanelDEEl mono de Anne White, 1985. @TennisChanelDE

En historias un poco más contemporáneas, Serena Williams se consagró campeona del Abierto británico en siete ocasiones, una de ellas en 2010, donde lució un vestido blanco con detalles rojos que, al igual que Djokovic este año, rozaban la ilegalidad. Y no tiene que faltar Rafael Nadal y sus icónicas musculosas que vestía al principio de su carrera. Todos quedaron sorprendidos cuando se presentó al torneo más tradicional de la historia con una musculosa y el pelo largo.

Por qué se juega de blanco en Wimbledon

Es una tradición victoriana, que nació en una época en la cual sudar estaba mal visto y la vestimenta blanca lo prevenía, o al menos lo ocultaba. Después de décadas de controversias y sanciones, el reglamento se fue modificando lentamente. Antes, si sudabas o sangrabas, por favor que sea de blanco, pero hoy se les permite a las mujeres utilizar calzas de color debajo de la pollera blanca si están menstruando. Aunque siga siendo una norma novedosa, ya que la modificación se realizó hace apenas un año.

COMENTARIOS