Se está terminando una película hermosa


Matías Messi es el segundo de los cuatro hijos de Jorge Messi y Celia Cuccittini. Es también uno de los hermanos mayores de Lionel, el mejor futbolista de los últimos tiempos. No suele hablar en público y sorprendió este domingo al dar una entrevista en Radio La Red. Allí relató el esfuerzo de la familia para acompañar al capitán campeón del mundo en Qatar 2022 a lo largo de su espectacular carrera y dio a entender que esta Copa América es uno de los últimos capítulos de su vida como futbolista.

«Pero, finalmente, se está terminando una película hermosa para mi hermano, que además es mi ídolo, él lo sabe», soltó Matías, que es papá de Tomás -conocido ahora por sus streams y por sus entrevistas a su tío más famoso- y Luana, y está a punto de cumplir 42 años.

Foto: REUTERS/Molly DarlingtonFoto: REUTERS/Molly Darlington

La Selección Argentina pasó con sufrimiento a las semifinales de la Copa América, tras los penales ante Ecuador, en el que a la Pulga le tocó errar el primer remate, cuando la picó y el travesaño devolvió la pelota. Y eso significó un momento clave para la familia Messi, ubicada en uno de los palcos del estadio NRG y a los que Leo siempre busca con la mirada durante el calentamiento para saludarlos.

«Nos volvemos locos por la Selección como familia, como hace cada familia de cada jugador. Varios de estos chicos pasaron muchas cosas increíbles, tan buenas como tan malas, han llegado varias finales no se les había podido dar, nosotros siempre lo sufrimos ahí atrás, por eso el otro día cuando falló el penal todos lo alentábamos, nos miraba y le mandábamos fuerza, los jugadores también, porque es así, esto es un grupo. Cuando no está uno, está el otro, el otro día apareció Dibu (Martínez), cuando no está Dibu está De Paul, cuando no está De Paul está Paredes, y así sucesivamente», valoró.

Y además destacó la templanza de la Albiceleste: «Terrible, le pone una garra bárbara, como la gente que sigue a la Selección fielmente desde siempre. Estos chicos están logrando cosas increíbles, cada jugador que está en el campo sale y el que entra hace lo mismo, no se nota el cambio. La unidad que hay en el grupo. Por eso, le decía a Leo la otra vez subiendo una foto que se nota de afuera cómo están y eso es hermoso».

Desde Miami, donde la familia del ganador de ocho Balones de Oro hace base desde hace casi un año, Matías Messi también recordó los momentos difíciles del desarraigo, cuando tanto él como sus otros dos hermanos y sus padres viajaron rumbo a Barcelona detrás del sueño del pequeño Lionel.

«Mi viejo y mi vieja hicieron un esfuerzo bárbaro para que Leo pueda cumplir su sueño, nosotros también como hermanos. Se siente algo hermoso. Si bien siempre fuimos familieros, está unión se hizo más fuerte cuando nos tocó emigrar a Barcelona, porque ahí estábamos solos y éramos nosotros contra todos. Hicimos una armadura en el que dijimos ‘acá no entra nada’. Ahí fuimos acompañando a Leo, con confusiones, porque éramos nuevos en todo, mi papá se hizo cargo sin entender nada hasta que se hizo», rememoró.

Foto: JUAN MABROMATA / AFPFoto: JUAN MABROMATA / AFP

Y, sobre Celia en específico, la llenó de elogios y reveló lo que le pasa con las famosas milanesas que dieron la vuelta al mundo. «Mi mamá es una fenómena como todas las madres del mundo, el amor de madre es diferente a cualquier otro, está en una carrera cuerpo a cuerpo con lo de los hijos. Mi hijo está con un tema de streaming y fue filmando el paso a paso la otra vez, y vos decís ‘es re fácil hacerlas’, pero no te salen igual, siempre algo te falta. No sé cuál es la táctica de ella», dijo.

Aunque también hubo momentos de zozobra en esa época inicial en España, que eligió recordar con una anécdota sobre el final del primer año en la capital catalana: «Ya hacía ocho meses que estábamos en Barcelona, nos tocaba volver porque eran las vacaciones, Leo no podía jugar venía con lesiones. Teníamos una mesita ahí para nosotros seis, justo estábamos viviendo enfrente del Camp Nou y Leo, con 11 años, dijo ‘vuelvansé ustedes, porque yo voy a jugar ahí’. Poca gente tiene las cosas claras así, y bueno, lo logró al final«.

Tras anunciar que se acaba de lanzar a la aventura de la representación de futbolistas, agregó: «¿Si es difícil ser hermano de Lionel? No es ni fácil ni difícil. Disfruto mucho de ser su hermano».

Para el cierre, dejó el deseo que es el de todo el pueblo argentino: «Acá estamos esperando que llegue el gran día para volver con la Copa América, por ahora vamos por el buen camino».

COMENTARIOS