Los sanjuaninos que fueron clave para la declaración de la Independencia

El acontecimiento histórico de la Declaración de la Independencia de nuestro país, el 9 de julio de 1816, se debió a un proceso extenso, involucrado por numerosas contiendas militares y luchas de poder con el entonces Imperio español.

A principios de ese histórico año, los diferentes representantes de los pueblos se reunieron en la ciudad de San Miguel de Tucumán. La gran mayoría de ellos eran electores pertenecientes al sector del clero y hombres de leyes; algunos eran hacendados y comerciantes.

Por San Juan de la Frontera se eligió a los ciudadanos Fray Justo Santa María de Oro y Francisco Narciso Laprida. Por aquel entonces, se encontraba a cargo del poder político el Teniente Gobernador José Ignacio de la Roza, a quien se le informó que el Congreso de Tucumán había dado su apertura y había comenzado las primeras sesiones.

El Congreso General tuvo lugar en la casa de Doña Francisca Bazán de Laguna, donde el Congreso de Tucumán sesionó.

El doctor Pedro Medrano fue elegido presidente, ejerciendo diferentes atribuciones. Los temas a tratar eran urgentes, como la declaración de la independencia, la unión del país, el dictado de una constitución y la adopción de una forma de gobierno. Mediante votación se eligió a un titular para el directorio, Juan Martín de Pueyrredón.

Los anhelos manifestados tanto por el General José de San Martín como por Manuel Belgrano a través de sus gestiones, sirvieron para que los congresales declararan oficialmente la independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata, desvinculadas del sometimiento español.

Este hecho histórico tuvo lugar en la sesión del 9 de julio de 1816, en la que el presidente de turno fue el sanjuanino Francisco Narciso Laprida. A partir de ese momento, se formó una nación libre por decisión unánime de los presentes. El día 21 de ese mes, todos ellos juraron solemnemente la independencia y se adoptó oficialmente la bandera celeste y blanca.

Los diferentes documentos históricos en custodia del Archivo General hacen referencia a diversas circulares, notas y oficios, entre otros, que son comunicados oficiales en los que se observan diferentes sucesos y noticias que llegaban desde Buenos Aires o Mendoza. En ellos se aprecian preocupaciones e ideales de la época, tal es el caso de Fray Justo Santa María de Oro o José de San Martín.

El papel fundamental de dos sanjuaninos

 

 

 

 

Fray Justo Santa María de Oro y Narciso Laprida sostenían ideas avanzadas para la época y fuertes convicciones; ellos fueron parte fundamental del proceso de declaración de la independencia.

En 1815, el Directorio decidió convocar a un congreso de todas las provincias para reunirse en Tucumán.

Muchos historiadores afirman que los sanjuaninos fueron los primeros en arribar a Tucumán. Laprida y Fray Justo llegaron el 11 de diciembre de 1815.

Después de tres meses y medio de sesiones, el 9 de julio de 1816, el Congreso proclamó la existencia de una nueva nación libre e independiente de España y de cualquier otra nación.

El diputado sanjuanino Francisco Narciso de Laprida, quien presidía la sesión, preguntó: «¿Queréis que las provincias de la unión sean una nación libre e independiente de los reyes de España y su metrópoli?»

Los diputados contestaron afirmativamente de forma unánime. De inmediato, se labró el “Acta de la Independencia” y posteriormente se tradujo al quechua y al aymara para que la conocieran las poblaciones originarias.

«Nosotros, los representantes de las Provincias Unidas en Sudamérica, reunidos en congreso general, invocando al Eterno que preside el universo, en nombre y por la autoridad de los pueblos que representamos, protestando al Cielo, a las naciones y a todos los hombres del globo la justicia que rige nuestros votos: declaramos solemnemente a la faz de la tierra, que es voluntad unánime e indubitable de estas Provincias romper los violentos vínculos que los ligaban a los reyes de España, recuperar los derechos de los que fueron despojados, e investirse del alto carácter de una nación libre e independiente del rey Fernando VII, sus sucesores y metrópoli», fueron las palabras de valor que se mencionaron el día de nuestra independencia.

COMENTARIOS