un guardia tropezó en los festejos y le pegó una fuerte patada a Álvaro Morata


La clasificación de España para la final de la Eurocopa dejó un momento insólito sobre el césped del Allianz Arena de Múnich. El equipo de Luis De La Fuente le ganó 2-1 a Francia y buscará romper el récord que comparte con Alemania para quedar como el máximo campeón del certamen continental con cuatro títulos. Fue una victoria grande. Por eso, cuando el árbitro esloveno Slavko Vincic dio el silbatazo final se desataron eufóricos festejos de los futbolistas españoles. Y en eso momento, inesperadamente, ocurrió una situación que calmó las celebraciones.

En medio de abrazos y del griterío, que se sumaba a los cantos que bajaban de las tribunas, un miembro de seguridad corrió desesperadamente para detener a un hincha que saltó de las gradas para sumarse a los festejos de los jugadores, pero tuvo la mala suerte de resbalarse y terminar golpeando fuertemente a Álvaro Morata en su pierna derecha.

Dani Vivian, defensor del Athletic Bilbao ingresado en el segundo tiempo, fue el primero en advertir esta situación y se acercó a asistir a su compañero, que dejó la cancha rengueando. Rápidamente, esta llamativa y bizarra secuencia se viralizó en las redes sociales

Del Bosque: «Merecemos ser campeones de Europa»

Vicente del Bosque, entrenador de España la última vez que La Roja ganó la Eurocopa, en 2012, habló con TVE de España desde Múnich y aseguró que el equipo merece lograr el título el próximo domingo en Berlín «por los jugadores, por el sistema de juego, por el entrenador y por todo». «Para todos es un éxito ya estar aquí, pero todos queremos más. El fútbol español sale beneficiado de este éxito para la selección española. Esto es bueno, va calando en todo el mundo, en la sociedad también, y es buenísimo que estemos en lo más alto. Por merecimientos, por jugadores, por sistema de juego, por el entrenador y por todos merecemos ser campeones», dijo el DT que también fue campeón del mundo en Sudáfrica 2010.

Del Bosque admitió el «rato malo al principio» con el 1-0 de Francia, pero destacó la reacción del equipo: «Hemos dado pruebas de nuestra identidad y hemos sido mejores. Ha sido una merecida victoria».

«Han sido los momentos más difíciles que hemos tenido (en referencia al gol de Francia y a los momentos ante Alemania), que es lógico tenerlos en un campeonato de esta índole, pero se han sobrepuesto y han tenido además mucha confianza en ellos mismos para dar la vuelta a una situación un poco incómoda», elogió.

COMENTARIOS