Fallida protesta kirchnerista contra Javier Milei en Roma: se movilizaron apenas una veintena de personas

Fallida protesta kirchnerista contra Javier Milei en Roma: se movilizaron apenas una veintena de personas

Un grupo de una veintena de manifestantes argentinos alineados con el kirchnerismo intentó sin éxito romper la tranquilidad y el clima de alegría que abundaba en la comitiva oficial este domingo en la capital de Italia, tras el primer encuentro de Javier Milei con el Papa Francisco.

La convocatoria fue hecha por la organización “Argentinos en Italia por la Memoria, Verdad y Justicia”, muy cercana al kirchnerismo, se plantó frente al Hotel Intercontinental Ambasciatori Roma, ubicado sobre la Vía Veneto y a metros de la embajada de Estados Unidos, para protestar contra las políticas del Presidente.

El horario previsto para el inicio era las 14.30 de Roma (10.30 de Buenos Aires), pero recién se empezaron a ver los primeros argentinos pasadas las 15 (las 11 argentinas). Apenas media hora después y sin el impacto buscado, se retiraron. El Presidente ni se enteró en el momento.

Con proclamas como “la patria no se vende” y “Milei, basura, vos sos la dictadura”, los argentinos -entre ellos exiliados durante la época militar- comenzaron la protesta en la puerta del hotel, antes de ser corridos a la vereda de enfrente por la policía italiana.

Fue horas después de la visita del Presidente Milei a El Vaticano para presenciar la canonización de Mama Antula, la primera santa argentina.

Este mismo grupo había organizado el 10 de diciembre pasado, en el marco de los 40 años de democracia, una manifestación en la célebre Piazza del Popolo, en rechazo a Milei y en defensa de los Derechos Humanos.

Y en el pasado mantuvo reuniones amigables con Cristina Kirchner.

La queja kirchnerista, por carta al Papa Francisco

En la previa al viaje de Milei, este grupo también le escribió una carta al Papa Francisco en la que le advirtieron que el Presidente “está poniendo en serio riesgo gran parte de los derechos sociales y democráticos conquistados por el pueblo argentino en los últimos ochenta años de historia”.

“La agenda de gobierno del Presidente Milei -agregaron- amenaza también con borrar los importantes y ejemplares logros de treinta años de lucha por los derechos humanos, por la Memoria, la Verdad y la Justicia, en relación a los crímenes cometidos por el Terrorismo de Estado durante la última dictadura cívico militar entre 1976 y 1983 que culminó con 30.000 desaparecidos”.

Los manifestantes consideran que “el gobierno de Milei mostró su aversión a cualquier procedimiento formal constitucional y democrático, presentando un conjunto de casi 900 leyes para cambiar radicalmente la estructura jurídico-institucional del Estado argentino a través de un Decreto Nacional de Urgencia (DNU) y una Ley Ómnibus”.

Por último, concluyen que “Argentina vive un momento de emergencia democrática. Una emergencia querida y decretada por el propio Presidente tanto a nivel formal y legal, como a nivel discursivo, es decir, a través de su cotidiano desprecio y deslegitimación de toda norma e institución de la vida democrática de un país: partidos, parlamento, sindicatos, movimientos sociales, manifestaciones, huelgas”.

En consecuencia, le piden a Francisco que “permanezca vigilante para que las garantías constitucionales individuales consagradas en el moderno Estado de Derecho sean respetadas por el Presidente argentino, que ha colocado la emergencia y la excepción en el centro de su programa de gobierno”.

DS

COMENTARIOS