Giro del gobierno en la ONU: cambió la postura que llevaba el kirchnerismo sobre Venezuela

Giro del gobierno en la ONU: cambió la postura que llevaba el kirchnerismo sobre Venezuela

Este martes, en el marco de la Sesión del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, se consideraron dos temas críticos para la Argentina. La situación de los derechos humanos en Venezuela y en Ucrania.

Con respecto a Venezuela, la delegación argentina expresó su profunda preocupación por el agravamiento de la situación de los derechos humanos, las detenciones arbitrarias, la inhabilitación de María Corina Machado y la detención arbitraria de Rocío San Miguel. También expresó su preocupación por la expulsión de Venezuela de los funcionarios de la Oficina del Alto Comisionado a quienes le dieron 72 horas para abandonar el país.

El representante argentino también expresó que la apelación al principio de no injerencia en los asuntos internos de los Estados no debía servir como escudo para producir una violación sistemática de los derechos humanos y por ello, se afirmaba el principio de no indiferencia entre los Estados.

Al abordar la cuestión en Ucrania, la delegación argentina fue enfática en reseñar las violaciones de los derechos humanos y destacó la existencia de crímenes de guerra perpetrados por Vladimir Putin destacando las prácticas de la tortura, el homicidio intencional, las violaciones sexuales y el traslado de niños ucranianos a la Federación Rusa.

El Representante argentino señaló que “la Federación Rusa no dejó ningún casillero sin completar en todo el catálogo de las violaciones a los derechos humanos”.

También instó a Rusia al cese inmediato del uso de la fuerza y finalizó su intervención “recordando a la Federación Rusa “que hace muchos años que la guerra dejó de ser una forma de adquisición de territorios. No lo admitimos. No lo consentiremos”.

Un dato importante es que, de todos los países de América Latina, sólo Uruguay y Argentina realizaron su intervención a favor de Ucrania.

COMENTARIOS