Isabel Díaz Ayuso, la niña mimada del PP español, acorralada por los problemas legales y los negocios oscuros de su novio

En el ojo de la tormenta desde hace días por presuntos delitos fiscales de su pareja, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, no se rinde: responde a quienes piden su renuncia que está siendo víctima de una persecución política y acusa al gobierno de Pedro Sánchez de utiliza métodos “chavistas” para dañarla.

“Creo que se están utilizando todas las herramientas y los poderes del Estado contra un particular para intentar hacer daño político a un adversario, algo que me parece chavista y gravísimo”, dijo el lunes, en defensa de su novio, durante una visita a una empresa que ofrece financiación para la compra de autos.

Díaz Ayuso, de 45 años, es una de las figuras más relevantes del Partido Popular español y la única capaz de hacerle sombra al liderazgo del actual presidente del partido, Alberto Núñez Feijóo.

Ganó las elecciones regionales de mayo del año pasado -unas semana antes de que una revista del corazón la pescara en Ibiza a los besos con Alberto González Amador, su actual pareja- y fue reelecta con mayoría absoluta.

Sin embargo las investigaciones de la Fiscalía por posible fraude fiscal y presunta falsedad documental a quien es su novio desde hace casi tres años -y con quien convive en un departamento costoso-, empañan a la presidenta regional y la acorralan.

Hace una semana, mientras Díaz Ayuso lo defendía, la prensa española daba a conocer que su prometido había reconocido dos delitos fiscales y que estaba dispuesto a pagar en cuotas lo que debía para evitar el juicio.

Pero el relato de la presidenta regional era otro: “Hasta donde sé, mi pareja está sufriendo una inspección fiscal salvaje que afecta a 2018, 2019, 2020, 2021 y ahora 2022, para retrasar los casi 600 mil euros que Hacienda le debe”, decía Díaz Ayuso el miércoles 13 de marzo.

“Es falso que sea él quien debe 350 mil euros por fraude -aseguraba-. No sólo no debe nada sino que es Hacienda quien le debe.”

El periódico online eldiario.es lleva días publicando, en suculentas dosis, detalles que hundirían cada vez más a González Amador, a quien la prensa española presentaba como un “técnico sanitario” pero parece que amasaba fortuna en base al cobro de comisiones por material hospitalario y que se utilizó durante la pandemia.

“Os vamos a triturar”

Según el periódico online, González Amador habría tratado de vender vacunas para inmunizar contra el Covid a Costa de Marfil -el país en el puesto 170 de 189 en la clasificación del Índice de Desarrollo Humano del Banco Mundial de 2018- a un precio cinco veces mayor que el del mercado. La operación no se habría realizado pero González Amador habría presentado una factura falsa.

“La empresa con la que la pareja de Ayuso facturó 3,7 millones: cero empleados, un ordenador (computadora), una impresora y un Porsche Panamera”, fue otro titular de eldiario.es.

Alberto Núñez Feijóo y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Foto Cézaro De LucaAlberto Núñez Feijóo y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Foto Cézaro De Luca

Una de sus periodistas, Esther Palomera, denunció haber sido intimidada por el jefe de gabinete de Isabel Díaz Ayuso, Miguel Angel Rodríguez.

“Os vamos a triturar, vais a tener que cerrar. Que os den, idiotas”, le dice Rodríguez a Palomera en un chat de WhatsApp.

La presidenta madrileña respaldó a su jefe de gabinete: “Dos personas que tienen una relación de confianza de más de 30 años discuten por WhatsApp y no entiendo tampoco por qué anda dando vueltas esto”, dijo.

Desde el PP siguen sosteniendo a Díaz Ayuso y miran para otro lado: “No me corresponde a mí valorar conversaciones privadas que trascienden y se hacen públicas para dañar a personas”, dijo este martes el vocero parlamentario del PP, Miguel Tellado.

Filtración de datos

El Consejo de Abogados de Madrid anunció que denunciará la revelación de datos de la pareja de la presidenta.

Desde la Fiscalía, aseguran que “sólo se ha comunicado información esencial”.

“Ha habido un gravísimo escándalo de filtración de datos personales dentro de la estrategia de defensa de un particular -insistió Díaz Ayuso-. Una inspección fiscal no sé qué hace dando vueltas por todos los medios de comunicación.”

“Yo respondo por la Comunidad de Madrid que no tiene absolutamente nada que ver en esta historia”, dijo Díaz Ayuso el lunes.

“Me parece un escándalo absoluto teniendo en cuenta lo que se está viviendo en España -se defendió-. Tenemos una ley de amnistía que es una ley profundamente corrupta”.

Díaz Ayuso se refirió así a la reciente ley de amnistía al independentismo catalán que Sánchez pactó con el separatismo a cambio de que apoyaran su reelección.

La ley fue aprobada por el Congreso de los Diputados el jueves pasado y este martes pasó al Senado, donde la mayoría del PP tratará de demorarla lo más posible.

Trama de corrupción

El actual gobierno de coalición PSOE-Sumar también atraviesa días espesos. Al desgaste que le produjo la tramitación de la amnistía al independentismo catalán, una trama de corrupción en la compra de barbijos durante los días más desgarradores de la pandemia salpica a varios nombres de peso dentro del partido.

El presidente Pedro Sánchez, sin embargo, pidió la renuncia de la presidenta autonómica madrileña durante la sesión de control al gobierno de la semana pasada.

El jefe de Gobierno español, Pedro Sánchez, enfrentado con Ayuso. Foto APEl jefe de Gobierno español, Pedro Sánchez, enfrentado con Ayuso. Foto AP

“Le exijo que pida la dimisión de la señora Ayuso como presidenta de la Comunidad de Madrid”, le dijo Sánchez al líder de la oposición, Núñez Feijóo.

“Que tenga coraje, que sea valiente, que exija la dimisión de la señora Ayuso de la Comunidad de Madrid aunque eso le cueste el puesto, como al señor Casado”, le recordó Sánchez.

En 2022, el presidente del PP era Pablo Casado y tuvo que renunciar luego de haber denunciado que la comunidad autónoma de Madrid había concedido un contrato, en plena pandemia, a la empresa de un amigo del hermano de Isabel Díaz Ayuso.

“Núñez Feijóo no le pide la dimisión a Ayuso por miedo. Por cobardía o complicidad”, dijo la portavoz del PSOE, Esther Peña. “Desde el Partido Socialista pedimos la dimisión de Isabel Díaz Ayuso. Una dimisión que debe ser inmediata”, insistió.

“Me pincho y no sangro”

“Las comparecencias de estos días para dar presuntas explicaciones han sido un esperpento y un insulto a la ciudadanía. Debe explicar la señora Ayuso si está disfrutando de casa, Maseratis y otros bienes que son fruto del fraude fiscal”, dijo la vocera del PSOE.

La presidenta madrileña ya había dado explicaciones sobre el departamento que comparte con su pareja: “No es un piso (departamento) de un millón, no es mío, está hipotecado, está legal”, dijo ella el miércoles pasado.

“Llevo viviendo de alquiler casi 20 años -agregó Díaz Ayuso-. Estoy acompañando a mi pareja viviendo en su domicilio. El es un particular y puede comprarse la vivienda que le venga en gana. Y yo tengo derecho a dormir en la cama que considere y no por eso me responsabilizo por nada”.

Luego canceló su agenda de compromisos por un par de días y recién volvió al ruedo este lunes, cuando en una visita a una empresa privada disparó contra Pedro Sánchez: “Si quiere seguir viviendo, el gobierno tiene que dejar de pactar lo que está pactando, dejar de pretender tomarnos por tontos a todos los españoles cuando ya no están llevando a un referéndum, a la autodeterminación y a la destrucción de España sólo para mantener al presidente. Entiendo el interés por desviar la atención”.

“Es que me pincho y no sangro”, resumió la presidenta madrileña su estar curtida en ataques.

Antes de que los españoles tuvieran detalles acerca de las filtraciones sobre los posibles delitos fiscales de su novio, Isabel Díaz Ayuso tenía pensado viajar a Argentina en la segunda mitad de abril. Pero, por ahora, la gira quedó en suspenso.

PB

COMENTARIOS