Lobby vía Twitch: Agüero se asocia con Milei y promueve al City como primera SAD

Lobby vía Twitch: Agüero se asocia con Milei y promueve al City como primera SAD

Hay algo más que “la buena relación” y “la gente de buena fe” con la que Sergio Agüero describe a los jeques emiratíes dueños del Manchester City, supuestamente interesados en aterrizar en el fútbol argentino desde que Javier Milei llegó a la Casa Rosada. Con más sutilezas que estridencias, el Kun se convirtió en el embajador del City Group y en uno de los operadores más poderosos para instalar las sociedades anónimas deportivas en el país, un viejo anhelo de Mauricio Macri que ahora vuelve a la agenda pública bajo el impulso libertario.

Todo se relaciona con todo. Milei reconoció que habló con Agüero, lo elogió por su “inteligencia para nada convencional” y, casi en simultáneo, Agüero soltó en Twitch, su canal por donde llega masivamente a las generaciones más jóvenes, que los jeques árabes “seguramente estarían encantados de hacer progresar a un club como Independiente”. Lo hizo, encima, días antes de que volviera a jugar en el Libertadores de América, en lo que fue La Noche del Rey, una suerte de festejo anticipado por los 120 años del club.

Hay intenciones presidenciales, operaciones empresarias al por mayor, glorias que apoyan la llegada de las SAD y, por supuesto, proyectos parlamentarios y ejecutivos para acelerar o darle un marco: la foto del secretario de Turismo, Deportes y Ambiente, Daniel Scioli, junto a la diputada de La Libertad Avanza, Juliana Santillán, es parte de esa trama con varios vértices. Santillán, asesorada por el empresario Guillermo Tofoni, en guerra con Claudio Tapia y su ladero, Pablo Toviggino, sabe que el avance de las SAD implica su avance en el inverosímil bloque libertario.

No son una ni dos, sino muchas señales de cómo y por dónde se viene diseñando el plan para permear en las capas más reticentes a aceptar que capitales privados y extranjeros desembarquen en clubes argentinos. ¿Por qué Independiente? Porque como sucedió con Racing hace más de dos décadas, la crisis económica e institucional que viene sufriendo el club en los últimos años, habilitan ese debate. “Sabemos que entre la dirigencia de Independiente existen controversias internas sobre este tema”, le dice a PERFIL un dirigente encumbrado de la AFA, donde observan con especial atención estos avances o amagues privatizadores.

Las controversias podrían ser –o son– de origen: de un lado, el presidente Néstor Grindetti, un actuario con formación financiera, amigo personal de Macri desde el Grupo Socma e involucrado con la obsesión del expresidente desde que era titular de Boca; del otro, el Grupo Champagne, una cofradía de dirigentes que conduce al Rojo gobierne quien gobierne, que dirime su poder en prolongadas internas, pero que no tiene en su ADN ninguna intención de cambio en el esquema societario de la institución.

Los dos lados, igualmente, saben que probablemente los avances siempre queden en la orilla por el rechazo que podría tener en la mayoría de los hinchas de Independiente, algo que, en tiempos de crisis, a veces se relativiza. Milei, como en otro tiempo Fernando Marín, el portavoz deportivo de Macri, saben eso, por ello siempre aclaran que las SAD serían una nueva opción dentro del menú.

No son pocas las personas que aseguran que el rol de Agüero no puede disociarse del de Carlos Tevez, técnico de Independiente y otro exfutbolista consagrado con aceitados vínculos en el City Group y buena relación con Macri. Los furiosos cruces con Toviggino, que surgieron de los habituales errores arbitrales que favorecen a Barracas Central, pueden entenderse ahí, en ese lado de la historia. Una historia que continuará.

COMENTARIOS