Allanaron la casa de la presidenta de Perú en el marco de una causa por supuesto enriquecimiento ilícito

La casa de la presidenta de Perú, Dina Boluarte, fue allanada en las últimas horas de este viernes por un equipo de fiscales y agentes de la Policía Nacional, como parte de una investigación preliminar abierta contra la mandataria por la presunta comisión del delito de enriquecimiento ilícito, a raíz del uso de unos relojes Rolex que la mandataria no habría declarado como parte de su patrimonio.

En imágenes mostradas por medios locales se observa cómo un grupo de agentes rompe la cerradura de la puerta principal de la vivienda de Boluarte en el distrito limeño de Surquillo, tras no ser atendidos al tocar repetidas veces en la vivienda.

Los medios locales informaron que la gobernante no se encuentra en su domicilio y que en el lugar solo estaba uno de sus hijos, aunque luego llegó uno de los abogados de la mandataria, mientras que el Ministerio Público aún no ofreció ninguna información formal sobre la intervención.

Según la emisora RPP, el allanamiento con fines de registro de incautación fue aprobado por el juez supremo Juan Carlos Checkley tras un requerimiento presentado por el fiscal general, Juan Carlos Villena, como parte de la investigación de la presunta comisión del delito de enriquecimiento ilícito, en la modalidad de omisión de consignar declaraciones en documentos.

El procedimiento tenía como objetivo incautar los relojes Rolex cuya procedencia y compra Dina Boluarte ha evitado precisar. Foto EFE/ Paolo AguilarEl procedimiento tenía como objetivo incautar los relojes Rolex cuya procedencia y compra Dina Boluarte ha evitado precisar. Foto EFE/ Paolo Aguilar

La Presidencia de Perú y el Ministerio Público han mantenido durante los últimos días una controversia respecto a las diligencias iniciadas como parte de la investigación abierta por la supuesta falta de declaración de la gobernante de sus relojes de lujo.

El pasado miércoles, la Fiscalía denunció que se frustraron las visitas a la gobernante tanto en su domicilio, como en el Palacio de gobierno, mientras que la Presidencia aseguró que representantes del Ministerio Público fueron atendidos por personal del despacho de Boluarte, quienes recibieron una notificación para la mandataria.

El fiscal supremo Hernán Mendoza declaró ante la Comisión de Fiscalización del Congreso que la mandataria "había frustrado" las investigaciones al no acudir a las citaciones hechas para el martes y el miércoles de esta semana.

Tras esa situación, la defensa legal de Boluarte pidió reprogramar las diligencias en la investigación del caso de los relojes de lujo que la mandataria no declaró y por el cual es investigada por enriquecimiento ilícito.

Policías apostados en las inmediaciones de la casa de Dina Boluarte, presidenta de Perú, en medio del allanamiento. Foto AP Photo/Martin MejiaPolicías apostados en las inmediaciones de la casa de Dina Boluarte, presidenta de Perú, en medio del allanamiento. Foto AP Photo/Martin Mejia

En respuesta a este pedido, el fiscal general comentó que la actitud de la mandataria era un "claro indicador de rebeldía" que no hace más que "retardar el resultado de la investigación".

El Canal N de televisión mostró imágenes en las que se ve que un numeroso contingente policial se mantenía durante la madrugada de este sábado vigilando los alrededores de la casa de la mandataria, mientras que en el interior permanecían agentes de la División de Investigación de Delitos de Alta Complejidad (Diviac) de la Policía Nacional junto con un equipo de fiscales.

Los tres relojes de lujo que comprometen a Dina Boluarte

La investigación hacia Dina Boluarte por el uso de los relojes de lujo empezó a mediados de marzo cuando el programa periodístico “La Encerrona” afirmó que revisó miles de fotos oficiales en una pesquisa sobre los relojes que usa la mandataria y destacó entre todos un Rolex que en Perú vale hasta 14.000 dólares. Luego, otros programas detectaron al menos dos Rolex más.

Boluarte, una abogada de 61 años, era una modesta funcionaria en una oficina de distrito del registro de identidad hasta su toma de posesión como vicepresidenta del país el 28 de julio de 2021, con el entonces presidente Pedro Castillo. Se convirtió en su ministra de Inclusión Social con un sueldo de 8.136 dólares mensuales.

Cuando el parlamento destituyó a Castillo el 7 de diciembre de 2022, Boluarte asumió la presidencia con un sueldo menor, 4.200 dólares. Poco después comenzó a exhibir los relojes de lujo. Todos los funcionarios están obligados a declarar sus bienes para evitar posibles casos de enriquecimiento ilícito, y las declaraciones de bienes de Boluarte no consignan ningún Rolex.

No es el único caso pendiente con la justicia de la presidenta, cuya popularidad en febrero era de apenas un 8%, según la firma Ipsos Perú. La fiscalía la denunció en noviembre ante el Congreso por homicidio calificado y lesiones graves en relación con los 49 fallecidos en los choques contra las fuerzas de seguridad durante las protestas que exigían su renuncia.

Con información de AP y EFE.

ES

COMENTARIOS