Israel lanza una «operación ofensiva» en el Líbano y afirma que está listo para entrar en Rafah

Las fuerzas israelíes realizaban este miércoles una "acción ofensiva" en el sur de Líbano, anunció este miércoles el ministro de Defensa Yoav Gallant, sin especificar si las tropas cruzaron la frontera. El ejército informó también que ya completó todos los preparativos necesarios para ingresar a Rafah, al que considera el último bastión de Hamas en la Franja de Gaza, y podría lanzar una operación apenas reciba la aprobación del gobierno.

Así informa el diario Haaretz, que cita fuentes del ministerio de Defensa.

"Numerosas fuerzas están desplegadas en la frontera (con Líbano) y están llevando a cabo una acción ofensiva en el sur de Líbano", dijo el ministro en un video, en el que afirmó también que "la mitad" de los comandantes del movimiento proiraní Hezbollah en la zona fueron "eliminados".

El Ejército de Israel atacó este miércoles aproximadamente unos "40 objetivos" de Hizbollah, entre ellos "instalaciones de almacenamiento, infraestructuras y armamento" en el área de Ayta ash Shab, en el sur del Líbano, según informó en un comunicado castrense.

"Aviones de combate y artillería de nuestro Ejército atacaron infraestructuras terroristas y objetivos adicionales utilizados por Hezbollah en el área", detallan en la nota.

Israel, además, justificó su ataque contra esta zona sureña asegurando que el grupo shiíta había establecido "decenas de medios e infraestructuras militares" para "atacar a civiles y soldados israelíes".

El grupo libanés reivindicó este miércoles por su parte el lanzamiento de "decenas" de proyectiles contra la localidad israelí de Shomera, en su segundo ataque de este tipo y de esta envergadura contra el norte de Israel en un lapso de pocas horas.

La acción fue en respuesta a una "masacre" cometida el martes en la localidad libanesa de Hanine en el sur del país, donde se registraron "muertos y heridos civiles", explica la nota emitida por la organización, que suele responder con vehemencia ante las bajas no militares.

Bombardeo israelí en el sur del Líbano. Foto: Jalaa MAREY / AFPBombardeo israelí en el sur del Líbano. Foto: Jalaa MAREY / AFP

El martes, Israel anunció la muerte de dos miembros de la milicia chií libanesa Hizbulá en ataques aéreos perpetrados en el sur del territorio libanés, los cuales se repiten desde el inicio de la guerra en Gaza el pasado octubre.

La frontera entre Israel y Líbano vive su mayor pico de tensión desde 2006 con un intenso intercambio de fuego durante más de seis meses que se ha cobrado la vida de cerca de unas 400 personas, la mayoría en el lado libanés y en las filas de Hezbollah, que aglutina más 260 bajas de milicianos, algunas en Siria.

En Israel han muerto 18 personas en el norte (10 militares y 8 civiles); mientras que al otro lado de la frontera han fallecido unas 370 personas, entre ellos 46 integrantes de otras milicias, un soldado libanés y unos 60 civiles, incluidos diez menores y tres periodistas, además de los combatientes de Hezbollah.

Las hostilidades en la divisoria comenzaron el 8 de octubre, un día después del ataque de Hamas en Israel, como una muestra de solidaridad de Hezbollah con las milicias islamistas palestinas en la Franja de Gaza; pero el recrudecimiento del fuego cruzado de las últimas semanas hace temer una guerra abierta.

Ofensiva en Rafah, una ciudad de carpas

En Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, Israel continuaba bombardeando objetivos en vistas a una inminente incursión por tierra, que fue anunciada por el primer ministro, Benjamín Netanyahu, hace ya más de un mes.

Desplazados palestinos viven en carpas en Rafah. Foto:  SAID KHATIB / AFPDesplazados palestinos viven en carpas en Rafah. Foto: SAID KHATIB / AFP

En la ciudad fronteriza con Egipto malviven en carpas o en las calles más de 1,4 millones de personas arrastradas por la guerra desde el norte. Están literalmente atrapadas allí, ya que el norte es tierra arrasada y Egipto no deja que crucen al sur.

Una ofensiva terrestre israelí en Rafah sería una masacre.

"Una evacuación es imposible"

Evacuar a más de un millón de civiles de Rafah "no es posible" en las condiciones actuales, advirtió este martes un alto cargo del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

Numerosos países y organizaciones humanitarias han expresado su preocupación ante los preparativos israelíes para lanzar una ofensiva militar en Rafah.

"De momento no vemos ningún plan de evacuación para los civiles" de Rafah, declaró a AFP Fabrizio Carboni, el director regional del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) para Oriente Medio, al margen de una conferencia en Dubái, en Emiratos Árabes Unidos.

"Cuando vemos el nivel de destrucción en la zona media (de Gaza) y en el norte, no vemos claro adónde podrían trasladar a la gente para que tengan refugios decentes y servicios esenciales", dijo Carboni.

Con información de agencias

COMENTARIOS