Israel avanza en Rafah, toma el paso fronterizo con Egipto y prohíbe el entrada de ayuda: hay al menos 20 muertos

Las fuerzas israelíes han cerrado completamente el cruce fronterizo de Erez en Rafah, entre Egipto y Gaza, al paso de personas y de cualquier ayuda humanitaria tras tomar el control militar de esta área del lado palestino, anunció este martes el portavoz de la Oficina de Coordinación Humanitaria de Naciones Unidas, Jens Laerke.

"Las fuerzas de defensa de Israel están ignorando completamente todas las advertencias de lo que esto puede significar para los civiles y para las operaciones humanitarias en toda la Franja de Gaza", denunció, en relación a este bloqueo que deja sin acceso a la ayuda más esencial para sobrevivir a toda la población de este territorio palestino.

Las Fuerzas de Defensa de Israel confirmaron que tienen el “control operativo del lado de Gaza del cruce de Rafah”, según un funcionario

El anuncio se produjo luego de lo que las FDI calificaron como "ataques dirigidos" contra Hamas en el este de Rafah.

Las Fuerzas de Defensa de Israel confirmaron que tienen el “control operativo del lado de Gaza del cruce de Rafah”. Foto: ReutersLas Fuerzas de Defensa de Israel confirmaron que tienen el “control operativo del lado de Gaza del cruce de Rafah”. Foto: Reuters

Según la agencia de noticia china, Xinhua,al menos 20 personas murieron en los continuos ataques de Israel contra la ciudad de Rafah, en el sur de la Franja de Gaza. Y cita a la agencia oficial de noticias palestina Wafa.

Según el reporte, Israel atacó al menos cuatro edificios residenciales en Rafah, hiriendo a decenas de personas.

Las Brigadas Al-Qassam, el brazo armado de Hamás, dijeron también este martes en un comunicado de prensa que sus milicianos "atacaron a soldados israelíes estacionados alrededor del cruce de Rafah".

Alto el fuego

El avance de Israel en Rafah, a pesar de las advertencias de occidentes, se da en momentos en que las conversaciones para un alto el fuego se reanudarán en El Cairo después de que Hamas dijera que aceptaría un acuerdo elaborado por mediadores egipcios. Sin embargo, Israel lo rechazó por considerarlo "lejos de satisfacer" sus "demandas fundamentales", pero dijo que enviaría una delegación para negociar.

No está claro exactamente qué ha acordado Hamas, pero se cree que la propuesta incluye la liberación de rehenes y el regreso de los palestinos desplazados dentro de Gaza en un plan de tres fases.

Una enorme nube negra se levanta desde Rafah mientras  avanza la ofensiva israelí. Foto: ReutersUna enorme nube negra se levanta desde Rafah mientras avanza la ofensiva israelí. Foto: Reuters

Pero el gabinete de guerra de Israel votó a favor de continuar las operaciones.

La guerra comenzó cuando los combatientes de Hamas irrumpieron en el sur de Israel el 7 de octubre, matando a unas 1.200 personas y tomando 252 rehenes.

Más de 34.700 personas han muerto en Gaza desde entonces, según el Ministerio de Salud dirigido por Hamas.

El cruce de Erez, sellado

Por el cruce de Rafah, ahora bajo control israelí, entraba hasta ahora la mayor parte de la limitada asistencia humanitaria que ha permitido Israel desde el inicio de la guerra, el pasado octubre.

El cruce secundario de Kerem Shalom, entre Gaza e Israel, por donde entraba un reducido volumen de suministros humanitarios desde el pasado diciembre fue nuevamente cerrado hace unos días por Israel y no fue reabierto a pesar de que se comprometió con Estados Unidos que lo haría.

"Esto significa que ahora las dos principales arterias para hacer entrar ayuda a Gaza están selladas, lo que hace que esta mañana -cuando se supo de esta situación- ha sido una de las más negras en los siete largos meses que dura esta pesadilla", lamentó Laerke.

Las autoridades israelíes tampoco están permitiendo que el personal humanitario de la ONU se acerque al paso fronterizo para coordinar la reanudación de los movimientos humanitarios.

Las limitaciones impuestas por Israel al flujo de suministros humanitarios que podían entrar en Gaza es la razón por la que prácticamente toda la ayuda ha sido distribuida casi de inmediato tras su entrada al territorio y que no hayan reservas de alimentos, agua potable o de combustible para que los camiones puedan funcionar.

Sin combustible "los camiones, los generadores (de hospitales y otros lugares esenciales) y los equipos de comunicación están en peligro. Todo deja de funcionar sin diésel", explicó el portavoz.

El 76 % del territorio de la localidad de Rafah está comprendido en el área de evacuación de civiles ordenada por Israel y donde también hay tres centros médicos y seis almacenes de uso humanitario.

El lunes por la mañana, Israel ordenó a 100 mil palestinos que evacuaron el este de Rafah hacia la zona de Khan Younis, una ciudad totalmente arrasada, donde no hay nada en pie, menos hospitales, y los edificios que subsisten están al borde del colapso

Khan Younis, en ruinas. Foto: EFEKhan Younis, en ruinas. Foto: EFE

Laerke confirmó que en las últimas horas la población desplazada en Rafah ha reaccionado con pánico y desesperación al aviso de la incursión armada israelí que se concretó por la noche, desplazándose nuevamente incluso hacia el devastado norte de Gaza.

La ONU indicó que intentará averiguar con las autoridades israelíes si también ha detenido en el cruce de Kerem Shalom el escaneado de los camiones que debían llevar ayuda a Gaza en las próximas horas y días por cualquiera de los puntos de entrada, incluyendo el de Erez en el norte del enclave, abierto para reducidos volúmenes de ayuda para las cientos de miles de personas que quedan en ese sector de Gaza.

Con información de EFE

COMENTARIOS