Tras asumir su quinto mandato, Vladimir Putin va a China para ratificar su alianza con Xi Jinping

En su primera visita al exterior tras ser reelegido como presidente ruso, Vladimir Putin eligió a China como su primer interlocutor y aliado internacional. Su visita se prolongará mañana y pasado, jueves 16 y viernes 17. Con el líder chino Xi Jinping quién a su vez acaba de volver a Beijing de un viaje europeo, tienen sus prioridades que deben hace hacer coincidir y ratificar para poder proclamar que la alianza chino-ruso “no tiene limites”, como afirmaron en un encuentro tras la invasión rusa de Ucrania.

Ganar esta guerra que cumple su tercer año es la principal preocupación de Putin, mientras que Xi tiene objetivos a largo plazo que lo obligan a no llevar al nivel de rotura sus relaciones con EE.UU. y Europa, porque saltarían las premisas que convertirían a China en la primera potencia mundial en el plano económico.

Este período histórico esta presidido por una paradoja: los principales adversarios de China son a la vez sus mayores socios económicos internacionales. Con EE.UU., el balance comercial es favorable a China en 427 mil millones de dólares, mientras que con los países de la Unión Europea, la cifra es de 550 mil de millones dólares. El intercambio entre Rusia y China se estima en 240 mil millones.

Por encima de los piropos que ambos estadistas se intercambian, están los intereses nacionales que en los encuentros de mañana y pasado ambos buscaran a la vez ratificar y equilibrar.

Para los chinos es fundamental evitar el agravamiento de las sanciones financieras y comerciales amenazadas por las potencias occidentales para detener la cesión de tecnologías y maquinarias de uso civil y militar por parte de los chinos que permiten a los rusos mantener en alza la producción bélica.

Putin explicará a fondo a Xi, que ya sabe todo, como es importante mantener la iniciativa en la guerra de Ucrania. Los occidentales acusan que el 90% de los semiconductores importados por Rusia el año pasado son usados para guiar misiles, aviones, artillería y tanques.

El presidente chino Xi Jinping habla durante un brindis en una cena de estado, en el Palacio del Elíseo en París. Foto APEl presidente chino Xi Jinping habla durante un brindis en una cena de estado, en el Palacio del Elíseo en París. Foto AP

También llega desde China el 70% de las maquinarias industriales utilizadas por los rusos para reforzar y renovar su arsenal bélico.

Estrategias

Xi Jinping aplica la mentalidad china en los objetivo de largo plazo, se toma su tiempo desacelerando los temas más difíciles, mientras busca la autosuficiencia tecnológica. Estados Unidos aplica el torniquete con restricciones comerciales en el sector de la alta tecnología.

China, que busca la revolución tecnológica que ha planificado, no puede desdeñar la exportación fenomenal de mercaderías hacia los mercados occidentales. Las exportaciones chinas a Rusia han bajado un 15% en marzo y un 13.5% en abril respecto al mismo período del 2023.

De allí que Putin dijo que XI Jinping en una entrevista que “comprende claramente” las raíces de la guerra con Ucrania y afirma que “estamos buscando una solución global, sostenible y justa en este conflicto con medios pacíficos”.

Es más, sobre el terreno Rusia está ganando la guerra contra Ucrania y el presidente ruso afirma que él también quiere la paz y “estamos abiertos al diálogo”, pero sostiene que “las negociaciones deben tener en cuenta los intereses de todos los países involucrados en el conflicto, comprendiendo el nuestro”.

Putin proclama que aprecia por “las sugerencias” indicadas por China en demostración de “un sincero deseo de estabilizar la situación”.

“Debemos renunciar a la mentalidad de la Guerra Fría y garantizar la seguridad indivisible y el respeto del derecho internacional”, sostiene Putin.

El énfasis concreto en favor de la paz en Ucrania tiene su oportunidad en las señales que se incluyan en el comunicado final que habrá el viernes del encuentro en Beijing entre los presidentes ruso y chino, dirigido a Occidente.

PB

COMENTARIOS