VIOLO A 4 SOBRINAS Y AHORA SE COME 10 AÑOS EN EL PENAL

Según se reveló en la audiencia en la que el juez de Garantías Diego Manuel Sanz dictó sentencia, el acusado fue denunciado en noviembre del año pasado, cuando una menor destapó la olla. Su tío, cuya identidad no puede ser revelada en pos de resguardar a las víctimas, quedó en evidencia sobre los reiterados abusos que cometía no sólo con esa niña, sino también con sus primas.

El pervertido de 26 años fue acusado por abuso sexual simple reiterado y abuso sexual con acceso carnal por las cuatro víctimas, de las cuales dos son menores -de 10 y 12 años- y las otras dos son mayores de edad. Sin embargo, sobre estas últimas se supo que los ataques ocurrieron cuando también tenían entre 10 y 12 años.

Los abusos sucedieron cuando las niñas visitaban a su abuela, la que vivía con el sentenciado. En oportunidades en los que se encontraban solos, el tío pervertido aprovechaba la ocasión para perpetrar sus aberrantes actos. A pesar de que se habló de una quinta víctima, fuentes allegadas indicaron que no quiso denunciar y por tanto la investigación penal culminó con el dictamen de Sanz.

Fue la fiscal Ingrid Schott, de la UFI ANIVI, la que recibió la denuncia e investigó el caso hasta acorralar al sospechoso con tantas pruebas en contra que terminó admitiendo los hechos y, mediante su defensa, acordando una condena que lo llevó directo al Servicio Penitenciario.

COMENTARIOS