Científicos descubrieron un planeta del tamaño de la Tierra que orbita en torno a una estrella ultrafría

Científicos descubrieron un planeta del tamaño de la Tierra que orbita en torno a una estrella ultrafría

Científicos descubrieron un planeta del tamaño de la Tierra que orbita una estrella enana ultrarroja de un tamaño similar a Júpiter. Bautizado como Speculoos-3b, el cuerpo celeste, que se encuentra a 55 años luz de distancia, también es notable por las características únicas de su órbita y la relación que tiene con su estrella anfitriona. Se trata del segundo hallazgo de un sistema planetario alrededor de una estrella enana roja, siendo el primero el sistema Trappist-1.

"SPECULOOS-3b orbita una estrella enana roja. El pequeño tamaño de estas estrellas hace que sea más fácil detectar planetas pequeños del tamaño de la Tierra a su alrededor y, sobre todo, observar posibles atmósferas planetarias", explicó Émeline Bolmont, miembro del equipo y profesora asistente en el Departamento de Astronomía de la Universidad de Ginebra. "Numerosos estudios muestran que la vida podría desarrollarse en planetas que orbitan alrededor de enanas rojas. Por lo tanto, son candidatos ideales para nosotros", añadió.

Investigadores y científicos de la NASA aseguran saber cuándo explotará el Sol y qué efectos generaría

Esto no les gusta a los autoritarios El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad. Hoy más que nunca Suscribite

El exoplaneta fue detectado en el marco del proyecto de Búsqueda de planetas habitables que eclipsan estrellas ultrafrías (SPECULOOS, por sus siglas en inglés), que se lleva a cabo en el Observatorio Paranal ubicado en el desierto de Atacama en el norte de Chile. El objetivo de la misión es utilizar observaciones infrarrojas para detectar exoplanetas rocosos alrededor de estrellas ultrafrías cercanas, como enanas rojas y las llamadas "estrellas fallidas" o enanas marrones.

“Diseñamos SPECULOOS específicamente para observar estrellas enanas ultrafrías cercanas en busca de planetas rocosos que se presten bien a estudios detallados”, detalló Michaël Gillon, astrónomo de la Universidad de Lieja. “En 2017, nuestro prototipo SPECULOOS utilizando el telescopio TRAPPIST descubrió el famoso sistema TRAPPIST-1 formado por siete planetas del tamaño de la Tierra, varios de ellos potencialmente habitables”, agregó.

Los astrónomos han descubierto un planeta del tamaño de la Tierra
Según los científicos, Speculoos-3b no es habitable.

Si bien el exoplaneta prácticamente coincide con el tamaño de la Tierra, posee diferencias significativas en otros aspectos. En ese sentido, la órbita completa alrededor de su estrella dura 17 horas, por lo que un "año" en este planeta dura menos que un día en la Tierra.

Sumado a esto, existe la probabilidad de que esté "bloqueado por mareas" con su estrella, lo que significa que tiene un lado diurno y otro nocturno permanentes. "Creemos que el planeta gira sincrónicamente, de modo que el mismo lado, llamado lado diurno, siempre mira hacia la estrella, tal como lo hace la Luna con la Tierra. Por otro lado, la cara del lado nocturno estaría encerrada en una oscuridad sin fin", precisó Gillon.

La habitabilidad de Speculoos-3b

Aunque los planetas que orbitan las enanas rojas se promocionan como lugares ideales para que se establezca la vida, Speculoos-3b no es habitable. En ese sentido, es bombardeado por unas 16 veces más radiación que la que la Tierra recibe del Sol, por lo que no es posible que exista agua líquida en su superficie.

En la búsqueda de vida en un planeta alrededor de esos astros, los siete cuerpos rocosos similares a la Tierra del sistema Trappist-1, muchos de los cuales se encuentran en la zona habitable de su estrella, siguen siendo los mejores objetivos.

La NASA fotografió la llamarada más fuerte del Sol, que provino desde la región que generó las auroras el fin de semana

Sin embargo, Speculoos-3b es de interés para los científicos. Al respecto, el equipo que descubrió el exoplaneta considera que será el objetivo ideal para que el Telescopio Espacial James Webb (JWST, por sus siglas en inglés) pueda comprobar si los planetas que se encuentran muy cerca de sus estrellas pueden retener una atmósfera.

"El JWST debería poder determinar si el planeta ha podido retener una atmósfera a pesar de su proximidad a su estrella", afirmó Bolmont. "Si encontramos uno en este planeta altamente irradiado, tenemos buenas esperanzas de que también exista en los planetas en la zona habitable de TRAPPIST-1", añadió.

Los astrónomos han descubierto un planeta del tamaño de la Tierra
Los expertos se mantienen optimista sobre que se desarrolle vida en estos sistemas a raíz de la larga vida de sus estrellas.

Los científicos creen que las enanas rojas representan el 70% de las estrellas de la Vía Láctea. Además, tienen vidas excepcionalmente largas, siendo que se trata de al menos cien veces más que la vida útil estimada del Sol en 10 mil millones de años. Eso se debe a que su temperatura es miles de grados más fríos que el Sol, por lo que queman de manera relativamente lenta los suministros de combustibles necesarios para la fusión nuclear.

En esa línea, la estrella del exoplaneta descubierto es parte de una subclase aún más fría de enanas rojas, por lo que los astrónomos predicen que serán las últimas estrellas encendidas en el universo. Al respecto, estiman que dichos orbes arederán durante más de 100 mil millones de años. "Esta larga vida podría ofrecer oportunidades para que se desarrolle vida extraterrestre en planetas en órbita”, manifestó Amaury Triaud, astrónomo de la Universidad de Birmingham.

Nunca antes visto: la NASA hizo un increíble descubrimiento que "afectaría la historia cósmica" del universo

Sin embargo, las enanas rojas no se comprenden muy bien debido a su baja luminosidad. Sumado a esto, es poco frecuente el hallazgo de planetas que orbiten a su alrededor. Debido a que las estrellas enanas ultrafrías estén dispersas por el cielo, los científicos deben observar los objetos uno a la vez y durante un período de semanas para detectar posibles planetas en tránsito. A raíz de esos motivos, los expertos no cuentan con mucha información sobre los exoplanetas de enanas rojas.

No obstante, Triaud afirmó que el descubrimiento de Speculoos-3b “muestra que la red mundial funciona bien y está lista para detectar aún más mundos rocosos que orbitan estrellas de muy baja masa”. Además, se mostró optimista, ya que "el pequeño tamaño de las enanas ultrafrías hace que sea más fácil detectar planetas pequeños”.

MB CP

COMENTARIOS