Tras el hallazgo de petróleo en la Antártida, Gabriel Boric anticipó que Chile se opondrá «firmemente a cualquier explotación comercial»

A partir de la confirmación del gobierno ruso a la Argentina del hallazgo de petróleo en aguas de la Antártida reclamadas por Argentina, el presidente de Chile, Gabriel Boric, adelantó que se opone a cualquier explotación comercial en el continente blanco, dentro del territorio que Chile también reclama.

"Chile ha defendido, defiende y defenderá que la Antártica es un continente de ciencia y de paz", afirmó Boric este jueves.

"Nos opondremos firmemente a cualquier explotación comercial de minerales e hidrocarburos y trabajaremos en conjunto con todos los países reclamantes y los firmantes del Tratado Antártico para velar por el respeto de esta norma por parte de cualquier nación", sentenció el presidente chileno.

Sobre el tema, unas horas antes se expresó el canciller chileno, Alberto van Klaveren. "Ocasionalmente surgen noticias no confirmadas sobre reservas minerales y de hidrocarburos en la Antártica".

Chile ha defendido, defiende y defenderá que la Antártica es un continente de ciencia y de paz. Nos opondremos firmemente a cualquier explotación comercial de minerales e hidrocarburos y trabajaremos en conjunto con todos los países reclamantes y los firmantes del Tratado… https://t.co/9owxOL9pal

— Gabriel Boric Font (@GabrielBoric) May 16, 2024

"El régimen antártico prohíbe su prospección y explotación. Y Chile, al igual que otros países antárticos, seguirá defendiendo firmemente la preservación de la Antártica", destacó el ministro de Relaciones Exteriores de Chile.

Argentina realizó una consulta a Moscú a partir de una publicación en el sitio de noticias del foro político y económico de países emergentes BRICS, y también del diario británico The Telegraph que señalaron que un barco científico ruso había encontrado reservas petrolíferas por alrededor de 511.000 millones de barriles, lo que podría duplicar las reservas de Arabia Saudita y es 10 veces más la producción del mar del Norte. Sería una cantidad de petróleo que duplica las reservas de Arabia Saudita.

El hallazgo ruso fue en la en la zona del Mar de Weddell, dentro del territorio antártico que reclaman -y superponen sus reclamos-, Argentina, Chile y Reino Unido.

Ocasionalmente surgen noticias no confirmadas sobre reservas minerales y de hidrocarburos en la Antártica. El régimen antártico prohíbe su prospección y explotación. Y Chile, al igual que otros países antarticos, seguirá defendiendo firmemente la preservación de la Antártica.

— Alberto van Klaveren (@AlbertoKlaveren) May 16, 2024

Ante la consulta de Argentina, Rusia lo confirmó pero dijeron que el descubrimiento data de 2020.

El descubrimiento fue puesto en evidencia durante las sesiones del Comité de Auditoría Ambiental de la Cámara de los Comunes británica hace unos días. Allí indicaron que el comité estaba evaluando asuntos relacionados a una investigación de petróleo y gas en barcos propiedad de Rosgeo del Kremlin, que es la más grande empresa de exploración geológica de Rusia.

E informaron que lo hizo el buque Alexander Karpinsky de Rosgeo cuando realizaba una serie de estudios en la región.

Versiones consultadas por Clarín afirman que hubo una “intencionalidad de Rusia” por revivir este tema ahora que la reunión de Kochi, India, del Tratado Antártico -del 20 al 30 de mayo- seguramente le hará planteos a los rusos sobre estas cuestiones y otras.

Reclamos territoriales en la Antártida

Y afirman que los británicos también tienen sus intenciones de reflotar el tema en virtud de la fuerte enemistad que hay entre ambos desde la invasión de Vladimir Putin a Ucrania en 2022, que resintió fuertemente los vínculos de Rusia con Occidente, en particular con Estados unidos y la Unión Europea, más Reino Unido.

Hoy, el Tratado exige que la Antártida sea utilizada para fines científicos y pacíficos, y también incluye un desarrollo turístico controlado.

COMENTARIOS