Cómo encauzar el ímpetu de Milei

Cómo encauzar el ímpetu de Milei

El objetivo de generar un superávit fiscal que sea tan sustentable que pueda convertirse en una verdadera ancla de la economía es no solo compartido sino también elogiado, en general, por empresarios y ejecutivos, que, también grosso modo, se muestran preocupados sobre cuándo y cómo será la reactivación, y acerca de la capacidad de gestión del gobierno.

La reactivación todavía está verde, explica el economista Luis Secco en esta edición de Fortuna, y propone levantar el cepo cambiario para mejorar drásticamente la confianza y las expectativas de los agentes económicos. Es uno de los debates del momento, más allá de la posición del gobierno

En realidad, la falta de gestión oficial ha sido reconocida por el propio presidente Javier Milei al ascender a Guillermo Francos como nuevo jefe de Gabinete en reemplazo de Nicolás Posse, quien literalmente brilló por su ausencia en estos cinco meses y medio de gobierno.

Esto no les gusta a los autoritarios El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad. Hoy más que nunca Suscribite

06-06-2024 Llaryora Francos reunión Casa Rosada
Guillermo Francos y Martin Llaryora, gobernador de Córdoba

Posse ni siquiera pudo completar la mitad de los cargos que asegura que el aparato estatal se ponga marcha. Eso en el plano administrativo; en el plano político, su desentendimiento ha sido total al punto que el gobierno no pudo sacar ni una sola ley importante en ese periodo inicial.

Más allá de su capacidad como ejecutivo en el mundo privado, que acá no está en discusión, es evidente que Posse nunca dio la talla para ser jefe de Gabinete, la segunda autoridad administrativa del país luego del Presidente según la Constitución.

Viendo un poco más allá, ese déficit de gestión del Estado se relaciona con la falta de rodaje en la esfera pública tanto del Presidente como de sus colaboradores de mayor confianza; La Libertad Avanza tiene pocos años de vida y nunca había podido gestionar nada. Ese fue, y sigue siendo, uno de sus atractivos electorales y en la conversación de las redes sociales, pero no sirve de mucho a la hora de asegurar la provisión de gas cuando sube bastante la demanda por una ola de frío o la distribución de alimentos perecederos, para citar ejemplos recientes.

Cierre del Ministerio de la Mujer: los "sanwichitos" de Diana Mondino y el "vayanse a la mierda" de Ayelen Mazzina

La decisión de Milei de evitar cualquier alianza política y gubernamental con el PRO y otras fuerzas afines impidió subsanar esa falta de experiencia en la gestión, que se multiplicó por los celos y disputas en el alto nivel del nuevo gobierno sobre cómo y con quiénes llenar el extendido organigrama oficial.

La falta de un entendimiento más o menos orgánico con otras fuerzas ha reducido el peso del oficialismo en el Congreso al escueto número de diputados y senadores propios, lo cual explica la falta de éxitos legislativos durante el periodo de Posse al frente del gabinete.

En comparación, Francos tiene mayor volumen político para moderar o encauzar el estilo presidencial, tan dispuesto a las agresiones hacia los políticos, la “casta”, de los que depende para, por ejemplo, sacar leyes claves que den sustentabilidad a su disruptivo plan económico.

Es evidente que Milei le resulta más verdadero y, por lo tanto, cómodo, relacionarse de esa manera con el Congreso, los partidos y todos aquellos que “no la ven”. Pero no siempre lo que funciona en campaña o en X sirve para gobernar un país.

Gi

COMENTARIOS