AUMENTO DE LAS ENFERMEDADES RESPIRATORIAS EN LA PROVINCIA

La jefa de Epidemiología, Liliana Bertoni, descartó que haya pacientes en Terapia.

Con el frío se acentuaron las enfermedades respiratorias y San Juan no es la excepción. Tanto en la provincia como en el país, los profesionales mantienen la guardia alta para continuar con la prevención y tratamiento adecuado de las enfermedades. En este sentido, la jefa de Epidemiología de San Juan, Liliana Bertoni, confirmó  en Radio Sarmiento que “tenemos un incremento, pero no es una circulación predominante”.

Asimismo, destacó que “niños y adultos mayores, son los más afectados” por las enfermedades respiratorias como Influenza A, Covid y bronquiolitis. “Tenemos el mismo número de internados que por Influenza como por Covid, hay cocirculación de virus”, resaltó.

En detalle, dijo que hay un total de 14 personas internadas; 6 con Influenza, 6 con Covid y 2 con bronquiolitis. “Del total, tres menores de 10 años con Influenza y dos menores de dos años con bronquiolitis mientras que los demás son adultos mayores”, indicó.

Para finalizar, remarcó la importancia del uso del barbijo en lugares cerrados, como el caso de guardias médicas, y sostuvo que “es difícil predecir cuándo se llegará a su pico, no menos de cuatro semanas más, si el frío persiste”.

Síntomas de Influenza A:

  • fiebre alta (38º o más)
  • dolor de cabeza
  • decaimiento
  • tos
  • dolor de garganta
  • congestión nasal
  • dolor muscular
  • malestar generalizado

Recomendaciones:

  1. Evite el contacto cercano.
    Evite el contacto cercano con personas que estén enfermas. Si usted se encuentra enfermo, mantenga la distancia con otras personas para evitar que ellos también se enfermen. Mantener distancia física con los demás puede ayudar a reducir el riesgo de propagación de un virus respiratorio.
  2. Quédese en casa si está enfermo.
    En lo posible, ​​​​​​si está enfermo quédese en casa, no vaya al trabajo ni a la escuela, y evite hacer mandados. Puede retomar sus actividades habituales cuando, durante al menos 24 horas
  3. Cúbrase la nariz y la boca.
    Cúbrase la boca y la nariz al toser o estornudar. Así podrá evitar que quienes se encuentren cerca suyo se enfermen. Se cree que los virus de la influenza se propagan principalmente a través de las gotitas respiratorias que las personas producen al toser, estornudar o hablar. Usar una mascarilla es una estrategia de prevención adicional que puede elegir para protegerse y proteger a los demás. Cuando las usa una persona infectada, las mascarillas reducen la propagación del virus a otras personas. Las mascarillas también pueden proteger a quienes las usan impidiendo que inspiren partículas infecciosas de las personas que los rodean.
  4. Lávese las manos.
    Lavarse las manos con frecuencia lo ayudará a protegerse contra los gérmenes. Si no hay agua y jabón, use un limpiador de manos a base de alcohol.

    • Lavado de manos: las manos limpias salvan vidas
      Consejos sobre el lavado de manos y el uso de desinfectantes de manos a base de alcohol
  5. Evite tocarse los ojos, la nariz o la boca.
    Los gérmenes se pueden diseminar cuando una persona toca algo contaminado con gérmenes y luego se toca los ojos, la nariz o la boca.
  6. Tome medidas para mejorar la calidad del aire.
    Puede mejorar la calidad del aire al dejar entrar aire fresco del exterior, purificar el aire interior o realizar reuniones al aire libre. El aire más limpio puede reducir el riesgo de exposición a los virus.
  7. Ponga en práctica buenos hábitos de higiene y otros hábitos saludables.
    Limpiar regularmente las superficies que se tocan con frecuencia, como mesones, barandas y manijas de las puertas, puede prevenir la propagación de algunas enfermedades.

COMENTARIOS