La innovación, el acelerador para que la minería contribuya al desarrollo definitivo de la Argentina


El 15 de junio celebramos el Día de la Mujer Minera, una iniciativa promovida por la entidad International Women in Mining (IWIM), que busca visibilizar y potenciar el rol de las mujeres en la industria. La fecha es un disparador que nos permite reflexionar sobre el papel crucial que la minería desempeña en el desarrollo de la Argentina y sobre cómo podemos dimensionar sus verdaderos aportes y desafíos, entendiendo que el sector puede ser un verdadero ejemplo en innovación en todos los niveles para acelerar su impacto en el ecosistema económico y social del país, y potenciar incluso otros sectores productivos.

Es que innovar no sólo implica incorporar tecnología y procesos novedosos al desarrollo del negocio. Innovar implica, esencialmente, ser parte de la creación de nuevos modos de hacer. Innovar es promover el cambio y la búsqueda de soluciones para lograr mejoras. Innovar es estar a la altura de las demandas de la era. Y sin dudas, una de esas demandas esenciales es promover activamente la nivelación para lograr ámbitos laborales sin sesgos de ningún tipo para que el mejor talento crezca y gestione las mejores soluciones.

El sector minero en la Argentina enfrenta desafíos significativos, como la necesidad de mejorar la infraestructura, asegurar la estabilidad regulatoria y fomentar la inversión. Sin embargo, estos desafíos también presentan oportunidades para innovar y liderar. La colaboración entre el sector público y privado es esencial para crear un entorno que facilite el desarrollo sostenible y atraiga capitales.

Hay un arduo trabajo en este sentido. Las garantías en el cumplimiento de la ley constituyen, quizás, la cuestión medular de esa agenda: no podemos darnos el lujo de encender alarmas en los decisores con anuncios que van contra el espíritu de la Ley de Inversiones Mineras y contradigan las propuestas del Régimen de Incentivos a las Grandes Inversiones (RIGI). El sector necesita señales de confianza y coherencia para dar el salto exponencial de generar exportaciones estimadas en 24 mil millones de dólares, que están a la espera. El ciclo está probado: más inversiones generan más trabajo, y por ende, más espacios para la incorporación de la mujer.

En Newmont, entendemos que nuestra visión de sostenibilidad no puede limitarse únicamente a mejorar las operaciones. Debe incluir una nivelación genuina entre hombres y mujeres, asegurando que todos tengan las mismas oportunidades para contribuir y beneficiarse de los avances de la industria.

En este Día de la Mujer Minera, celebramos los logros alcanzados y reafirmamos nuestro compromiso con un sector más coherente, inclusivo y sostenible. La Argentina tiene en la minería un catalizador para el desarrollo que, bien gestionado, puede transformar el futuro. Sigamos trabajando juntos para que esto sea una realidad.

Conocé The Trust Project

COMENTARIOS