De los lectores: cartas & e-mails


Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

De la misma manera que en 1810, pero sin paraguas, toda la población estuvo atenta a la votación y pudo verse claramente que a través de sus representantes hay dos Argentinas: la de la violencia, la de la chicana, el populismo, el más de lo mismo (empobrecedor), la planera, la facilista, y un largo etcétera. Y la Argentina que quiere salir de todo ese relato, de la mentira, de la ignorancia, de la falta de educación (no como la pensaron nuestros próceres), de la corrupción, de la viveza criolla, que no nos condujo a buen puerto. Una Argentina que quiere mirar al futuro, con trabajo, paciencia, estudio. Que no se regala nada, que no se consigue con amiguismos o vivezas. Que se consigue con tesón y esfuerzo. Si esta Argentina sale de este pozo, va a volver a abrazar como una madre pródiga, como lo fue antaño, que abrió sus puertas a muchas personas, y que quiere volver a abrazar a sus hijos, que como errantes han tenido que migrar por un futuro negado en su propia patria, cansados de remarla en contra. No nos prometen un resultado fácil. Lo importante es que vayamos unidos. La patria nos necesita a todos y a cada uno en su puesto.

Patricia Peyregne

patriciapey@hotmail.com

Cuando el gobierno de Cristina Kirchner quiso hacer la reforma de la Justicia miles de argentinos marchamos al Congreso, pacíficamente, con banderas argentinas, en paz, respetando al otro y también al patrimonio de todos. Cuando un gobierno no es peronista y propone reformas, los que marchan rompen, insultan, agreden a la autoridad y a los demás, queman coches, rompen veredas, tiran piedras a la vez que se victimizan apoyados por legisladores afines y de manera presencial. El año pasado la mayoría votó otra cosa, eligió un cambio en serio. En la lamentable jornada del miércoles 12 se vio que algunos no lo entienden ni aceptan.

Patricio Carli

pcarli@hotmail.com

A los senadores que en medio de la votación de la Ley Bases decidieron dejar sus puestos de trabajo e ir a la calle, deben recordar que a ustedes los ciudadanos les pagamos para trabajar en las cámaras, no para ser activistas políticos. Si esto es lo que deciden hacer, renuncien a sus bancas y déjenle el lugar a quien quiera tener el honor de ocupar ese cargo. Espero que se los sancione por no cumplir con su trabajo como corresponde.

Verónica Amitrano

DNI 16.975.318

Sin ánimo de justificar al gobierno, puesto que a este le corresponde dar la explicación correspondiente, me permito hacer la siguiente reflexión. Se ha comprobado corrupción en las seudoorganizaciones sociales, se ha verificado la inexistencia de cientos de comedores seudopopulares, se ha detectado en los alimentos comprados por la gestión anterior baja calidad. En ese marco se optó por entregar dinero directo, evitando intermediaciones políticas. La Argentina ha sido saqueada de manera aborrecible, sanearla llevará tiempo. Los dirigentes políticos, sindicales y sociales son parte del problema, ergo difícilmente hagan algún aporte desinteresado a los graves problemas de pobreza e indigencia por los que atraviesa la sociedad argentina.

Pedro Pablo Farias

DNI 11.420.597

El licenciado Alberto Sileoni, director general de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires, insiste en justificar la reforma educativa bonaerense –esta modernidad de que ya “no se repite la cursada” en el secundario–, argumentando que la repitencia tiene más de 100 años en el sistema educativo, que tiene que ser repensado. Y agregó “Buena parte del mundo ya se fue de eso”. Y ya que el licenciado Sileoni está en tren de repensar ideas viejas –como se hace en el resto del mundo– sería oportuno que reflexione acerca de otras acciones populistas promovidas por el peronismo, porque estas también han sido abandonadas por casi todos los países desarrollados. Si queremos copiar modelos exitosos, no solo nuestro sistema educativo está viejo: el asistencialismo permanente, la burocracia estatal, la legislación laboral, la promoción industrial, etcétera, son varios temas que también tienen que ser repensados.

César Monicat

DNI 16.844.933

Con toda seguridad que, de estar con vida, ni Belgrano ni Güemes estarían de acuerdo con que, en los tiempos difíciles que vive actualmente la república, se diera una semana con solo dos días hábiles en homenaje a sus figuras. Ya es hora de que se reduzcan los múltiples feriados que tenemos en nuestro calendario, y en ese sentido debería considerarse la conveniencia de crear el Día de los Próceres, unificando en el mismo los homenajes a San Martín, Belgrano y Güemes, preferentemente en el 20 de junio, día en que también se recuerda la creación de nuestra bandera. Eso sí, basta de tanta superficialidad: en ese día se deberá honrar real, pública y patrióticamente a esas figuras, y no considerarlo simplemente ocasión para el turismo.

Harry Ingham

DNI 4.149.607

Dios quiera que no ocurra, pero si realmente el clima nos juega una mala pasada con un nuevo efecto Niña sobre nuestra región, las arcas del Estado sufrirían un grave impacto (ni hablar de la economía de los productores, eso es obvio). Una forma de contrarrestarlo sería tener una mayor cantidad de hectáreas sembradas.

Lo interesante de todo esto es que los productores están tomando hoy sus decisiones de siembra, y deberían tener alguna señal bastante más clara respecto del panorama fiscal que se les avecina.

Este gobierno entiende mejor que nadie estos problemas. Opino que a pesar de la difícil coyuntura actual no debería demorar en dar señales si quiere tener las espaldas fiscales mejor protegidas. Es sabido que el campo tiene que lidiar entre otros, con riesgos climáticos y de precio al decidir invertir, y hace mucho que a esos se les sumo también el riesgo “gobierno”. La gran esperanza es que este gobierno se transforme en reflector de faros largos y nos saque de la miopía habitual.

Ignacio de Uribelarrea

DNI 13.232.448

LA NACION

Conocé The Trust Project

COMENTARIOS