MARCELO ORREGO PARTICIPO DEL ACTO EN RECUERDO DEL ATENTADO A LA AMIA

La Asociación Mutual Israelita de Argentina (AMIA) logró un fuerte respaldo político en el acto que se realizó en el marco de los 30 años del atentado que sufrió el organismo el 18 de julio de 1994.

El evento se llevó a cabo esta mañana en la emblemática sede de la calle Pasteur, en el barrio porteño de Balvanera, y contó con la presencia de gobernadores y representantes de 18 provincias, como el sanjuanino Marcelo Orrego. Dentro de los participantes hubo exponentes de todo el espectro ideológico, en una muestra de pluralidad y federalismo, publicó Infobae.

Por la AMIA lideró el acto Amos Linetzky, presidente de la entidad, en tanto que participaron Orrego y los gobernadores Axel Kicillof (Buenos Aires), Jorge Macri (CABA), Maximiliano Pullaro (Santa Fe), Rogelio Frigerio (Entre Ríos), Osvaldo Jaldo (Tucumán) y Alfredo Cornejo (Mendoza).

Además, asistieron Claudio Vidal (Santa Cruz), Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Gustavo Sáenz (Salta), Raúl Jalil (Catamarca), Leandro Zdero (Chaco), Sergio Ziliotto (La Pampa) y Claudio Poggi (San Luis). En tanto, Neuquén, Río Negro y Misiones enviaron representantes de los mandatarios provinciales.

El encuentro fue convocado para las 10 en Pasteur 633. En la zona hubo fuerte presencia policial desde primeras horas del día. Minutos antes comenzaron a llegar autos de alta gama con vidrios polarizados y custodia. Era los mandatarios provinciales, que en general arribaron con puntualidad.

Por parte del Gobierno Nacional estuvieron invitados Mariano Cúneo Libarona (ministro de Justicia) y Guillermo Francos (jefe de Gabinete), quien no pudo asistir por cuestiones de agenda: ante la ausencia del presidente Javier Milei, tuvo que liderar hoy la reunión de Gabinete en Casa Rosada.

En lugar del coordinador de ministros estuvo Lisandro Catalán, secretario del Interior. Mientras que por la Ciudad también participó Waldo Wolff, ministro de Seguridad. El rabino Eliahu Hamra estuvo a cargo de leer las plegarias durante el acto.

COMENTARIOS