Les quitaron el caballo a dos cartoneros

Un juez decidió el jueves retirarles de manera definitiva el caballo que utilizaban dos hermanos para juntar cosas debido al deplorable estado en el que estaba el animal.

La situación terminó de esa manera cuando unos policías que hacían un patrullaje de rutina por Rawson se toparon con los hermanos y el animal. Uno de los hermanos se enojó e increpó a los efectivos.

Eso derivó en que ambos terminaran en las instalaciones de la Comisaría 36ta. Y allí es cuando vieron el maltrato hacia el equino: estaba desnutrido, lastimado y con cicatrices de latigazos en todo su cuerpo, según fuentes de la UFI que intervino en el caso.

Debido a esa crueldad hacia el animal, el magistrado optó por quitarles el animal y dejarlo para que se recupere y pase el resto de sus días lejos de los dos hermanos.

Los sospechosos en cuestión se llaman Adrián Nicolás y Eduardo Miguel Gil Luna y el pasado 1 de marzo los encontraron efectivos de la Comisaría 36ta en el cruce de Montevideo y Cuesta del Viento.

Fuentes de la UFI Genérica precisaron que los dos hermanos se alteraron con los policías y uno de ellos les dijo: «Milicos, vayan a laburar, estoy trabajando. Siempre lo mismo, los voy a denunciar». Debido a esa agresión verbal, a los dos los llevaron aprehendidos a la comisaría por esa falta contravencional, pero ninguno quiso firmar el acta.

En la seccional, los efectivos vieron el mal estado del equino que tiraba la carretela. El animal es un macho capón de 1,50 metros de altura y de unos 20 años que estaba desnutrido y que tenía cicatrices en todo el cuerpo de haber recibido latigazos o fustazos y que además presentaba heridas en la zona donde le asentaban la carretela y en el pecho, según dijeron fuentes del caso sobre el análisis pormenorizado que hizo el veterinario Pablo Benavídez (M.P. 167).

Es por ello que ayer, el juez del caso decidió quitarles el caballo a los hermanos y dejarlo al resguardo de la Asociación Civil de Asistencia Equina, de Rivadavia. Actualmente, el animal se recupera en la sede de la policía Rural de San Martín y luego será entregado a esa asociación.

COMENTARIOS