Un delincuente fue detenido después de concretar un robo en el interior de La Catedral.

Un delincuente fue detenido el jueves después de concretar un robo en el interior de La Catedral. El sospechoso se metió dentro de ese templo y le robó el celular a una feligresa.

Después se dio a la fuga creyendo que su delito iba a quedar impune, pero se equivó: unos policías lo persiguieron y lo atraparon a las pocas cuadras, precisaron fuentes policiales.

Este atraco sucedió en ese templo católico situado en calles Mendoza entre Rivadavia e Ignacio de la Roza. Allí estaba la damnificada, una mujer de 69 años cuando el sospechoso entró y le robó el celular.

Desde Relaciones Policiales no dieron muchos detalles, pero dijeron que ese sujeto tiene 56 años. Tras robar el aparato, el delincuente escapó hacia el Oeste y fue detenido en el cruce de Entre Ríos y Laprida.

Ahora, el ladrón enfrentará un juicio en Flagrancia por el delito de tentativa de hurto, precisaron fuentes policiales.

COMENTARIOS