El catálogo de trampas electorales de Maduro


MIAMI.- El dictador venezolano Nicolás Maduro pretende robarse las elecciones del 28 de julio con un conjunto de trampas con las que espera poder cantar victoria sin necesidad de manipular el conteo de los votos. Algunos de sus trucos son francamente ingeniosos.

A pocas semanas de la elección, el candidato opositor de centroderecha Edmundo González Urrutia lidera las encuestas con el 68,4% del voto, frente al 11,3% de Maduro, según un estudio de Meganálisis. Otras encuestas le dan una ventaja similar al candidato opositor.

Pero Maduro, que según Estados Unidos y más de 50 democracias ya se reeligió fraudulentamente en 2018, está aplicando viejas y nuevas triquiñuelas para reelegirse para un tercer mandato consecutivo. Aquí van algunas de las principales:

En primer lugar, el régimen de Maduro ha impedido que 4,5 millones de exiliados venezolanos -o más del 21 por ciento del total de votantes- puedan registrarse para votar en el extranjero. Bajo las normas del régimen, solo podrá votar en el extranjero la minoría que tiene residencia permanente en otro país, y no podrá hacerlo la gran mayoría que tiene residencia temporal o ha pedido asilo. Solo unos 107.000 venezolanos podrán votar en el extranjero, según datos oficiales.

COMENTARIOS