Fracasó una reunión entre el Gobierno colombiano y los principales actores del fútbol por la violencia en los estadios

Fracasó una reunión entre el Gobierno colombiano y los principales actores del fútbol por la violencia en los estadios

El conflicto entre la Federación Colombiana de Fútbol, la Liga Profesional (Dimayor) y el Sindicato de Fútbolistas Profesional (ACOLFUTPRO) no parece tener una solución cercana a la vista y hoy sumó un nuevo capítulo que tuvo al Ministerio del Interior como partícipe secundario del mismo.

Los principales actores del fútbol cafetero fueron convocados por el gobierno nacional a través del Ministerio del Interior que encabeza la Comisión para Seguridad, Comodidad y Convivencia en el Fútbol, para debatir y generar consensos en pos de reducir los niveles de violencia imperantes en los estadios de todo el país.

Sin embargo, el cónclave duró muchos menos de lo pactado ya que cuando los dirigentes de la FCF y la Dimayor advirtieron la presencia de los representantes del gremio de futbolistas, pidieron la palabra y Fernando Jaramillo, presidente de la Dimayor, expresó que por recomendación de sus abogados, no podían compartir el mismo espacio con Acolfutpro debido a un litigio laboral que actualmente cursa en el Ministerio del Trabajo.

Dicho esto, los representantes de la Federación, la Dimayor y los clubes, se retiraron de la mesa y la reunión prosiguió con los demás citados, entre los que se encontraban funcionarios del Ministerio del Deporte, la Policía Nacional y por supuesto, el Ministerio del Interior.

El principal acuerdo alcanzado en la reunión fue el encargo a la Policía de estructurar una propuesta referente al pie de fuerza en las ciudades que alberguen partidos, para gradualmente ir sacando a los uniformados de los estadios y que los equipos asuman la seguridad en estos escenarios.

COMENTARIOS