La Mesa Vitícola de San Juan expresó su respaldo a las reformas laborales

A través de un comunicado, la Mesa Vitícola de San Juan expresó el respaldo a las reformas laborales y fiscales contempladas en el proyecto de Ley «Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos» y otras medidas complementarias.

«Reconocemos la importancia crucial de implementar reformas que impulsen la competitividad y la eficiencia en el sector vitivinícola, generando un entorno propicio para el crecimiento económico y la creación de empleo. En este sentido, creemos que las modificaciones propuestas, tales como baja de impuestos y flexibilización laboral, son fundamentales para fortalecer la posición de las empresas y trabajadores del sector, así como para promover la inversión y la innovación», expresaron.

Y agregaron que «estas modificatorias implicarían la oportunidad de brindar certidumbre y seguridad jurídica para los proyectos de inversión en nuestra Provincia. San Juan es testigo de un proceso virtuoso en el cual, con muchos aprendizajes de aciertos y desaciertos, sabemos que una gran inversión solo se realiza mediante una red de pymes y empleos locales, productores, atracción de medianas empresas nacionales que articulan de manera regional, y un círculo más amplio de diversificación económica en los departamentos y toda la Provincia».

«Teniendo en cuenta eso y ante el actual tratamiento del proyecto de Ley «Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos», la Mesa Vitícola de San Juan entiende que cada legislador sanjuanino, tanto diputados como senadores, deben considerar como fundamental apoyar aquellas herramientas que permitan el crecimiento económico y desarrollo social», finalizaron en el comunicado.

Reforma laboral

Hay que destacar que la reforma laboral que beneficiará a empresarios incluye la ampliación del período de prueba a seis meses, elimina las multas por mala registración laboral y plantea la posibilidad de crear un fondo de cese laboral que reemplace las indemnizaciones.

Para esta versión el oficialismo concedió modificaciones, como sacar al Banco Nación del listado de privatizaciones; eliminar el capítulo que habilitaba la liquidación de los títulos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la ANSES y reemplazar el artículo que derogaba la moratoria previsional del 2023 por uno que establece un nuevo tipo de régimen que propone una «prestación de retiro proporcional» para quienes no cumplieron con los 30 años de aportes -pero sí con algunos.

Paquete fiscal

Dentro del paquete fiscal, el Gobierno busca volver a cobrar el Impuesto a las Ganancias a los trabajadores. Es irónico, ya que fue el propio Javier Milei el que, como diputado, votó por la derogación mientras prometía en campaña que se cortaría un brazo antes de subir un impuesto.

La normativa pone en revisión el impuesto en la cuarta categoría, cuyo mínimo no imponible estaría en $1.800.000 para trabajadores solteros y $2.200.000 para casados con hijos.

Como contrapartida, el Gobierno pretende una baja de Bienes Personales a lo largo de los próximos años. Es decir, sobre el tributo que se paga sobre los bienes situados en el país y, según el caso, en el exterior.

En paralelo, el Gobierno busca avanzar con nuevos beneficios fiscales, aduaneros y cambiarios para proyectos de inversión que superen los USD 200 millones.

El proyecto contempla una serie de beneficios impositivos como amortizaciones del impuesto a las Ganancias sobre bienes muebles fabricados o importados, destinados al proyecto.

COMENTARIOS