Malestar en el sector energético por la inminente propuesta de Caputo para cubrir la deuda con Cammesa

Malestar en el sector energético por la inminente propuesta de Caputo para cubrir la deuda con Cammesa

Luis Caputo, ministro de Economía, definió cómo será el cronograma de pagos para saldar la deuda que mantiene la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa)con las generadoras eléctricas y las productoras de gas. La secretaría de Energía publicará la resolución en el Boletín Oficial este miércoles y ya hay malestar en el sector energético por la propuesta de emitir un bono en dólares que vence en 2038 y cotiza con una paridad del 50%.

El Poder Ejecutivo debería cubrir con transferencias la diferencia que hay entre el costo de generación de la energía y el que pagan efectivamente los usuarios, pero Javier Milei no lo estuvo haciendo. Caputo ofreció títulos públicos por las deudas acumuladas entre diciembre y enero, que serían equivalentes a $600.000 millones a valor nominal, según fuentes oficiales. Hoy se oficializará esa propuesta, presuntamente a través de bonos AE38.

Además, la propuesta presentada a las empresas contempla el diferimiento de los compromisos acumulados entre diciembre y enero con un título público nacional en dólares que vence en 2038, que cotiza con una paridad del 50%, es decir, las empresas tendrían que estar dispuestas a aceptar un recorte neto de más de la mitad del capital que está en discusión.

Esto no les gusta a los autoritarios El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad. Hoy más que nunca Suscribite

Secretario de Energía Eduardo Rodríguez Chirillo
Secretario de Energía, Eduardo Rodríguez Chirillo

La Cámara que agrupa a las generadoras de energía eléctrica (Ageera) convocó a una reunión de urgencia este martes por la noche para rechazar de manera unánime la reestructuración de la deuda que mantiene el gobierno, informó La Política Online y detalló que el próximo paso es informar a la Comisión Nacional de Valores y la Bolsa de Valores el "hecho relevante" del default con las energéticas. La deuda total, el mes pasado, alcanzaba los 1.250 millones de dólares y las empresas señalan que lo que pretende Caputo representa desconocer la mitad de lo adeudado y pone en riesgo el funcionamiento del mercado local.

La decisión del gobierno de Milei consiste en otorgarle dos días a las empresas generadoras para que acepten o rechacen las condiciones e importes expuestos. La propuesta, según el dueño de una compañía energética mediana, tendría un “rotundo rechazo” de gran parte de las generadoras, averiguó TN. Sin embargo, de acuerdo a lo publicado por Clarín, se contaría con la aprobación de las productoras de gas como PAE e YPF, a la que se le debe unos 140 millones de dólares por el gas y otros 60 millones de dólares por la electricidad de YPF Luz.

En definitiva, la deuda que mantiene Cammesa, la empresa que administra el suministro mayorista eléctrico y con las productoras de gas y cubre los subsidios para que los usuarios puedan acceder a estos servicios básicos, corresponde al Tesoro. Sin embargo, las generadoras eléctricas detectaron un error en la resolución de Caputo que habilitaría su impugnación: lleva la firma del secretario de Energía, Eduardo Rodríguez Chirillo, quien no se encuentra facultado a emitir bonos, destacó LPO.

Sin Caputo, el Gobierno viaja para reunirse con el FMI: quieren lograr un desembolso de U$S800 millones

La deuda de Cammesa

Cammesa es una sociedad mixta integrada en partes iguales (20% cada una) entre la Secretaría de Energía, las generadoras eléctricas, las transportistas, las distribuidoras y los grandes usuarios. El secretario de Energía, Eduardo Rodríguez Chirillo, considera que Cammesa tiene que volver a ser administradora y que los jugadores del mercado en cada eslabón de la cadena (generación, transporte y distribución) negocien entre ellas por el suministro.

Hasta el momento, opera como un intermediario administrativo y financiero: compra el gas a las petroleras y las importaciones que realiza Energía Argentina (Enarsa); lo revende a las generadoras, que lo utilizan para producir la electricidad; le vuelve a comprar la energía térmica y de otras fuentes a esas mismas generadoras y revende la electricidad a las distribuidoras. Obtiene sus fuentes de ingresos por dos lados. Primero, con el pago de la energía que compran las distribuidoras —tarifas de los usuarios— pero también de los subsidios que aporta el Estado nacional.

El Senado inició el tratamiento de la Ley Bases en medio de acusaciones de Unión por la Patria

Economía decidió dejar de pagar los subsidios para equilibrar las cuentas públicas. Pero en el gobierno aseguran que no se trata de deuda que corresponde a la administración actual, sino que en buena parte se trata de pasivos del mandato de Alberto Fernández, ya que en el caso de Cammesa, por ejemplo, los pagos se realizan a 60 días. Ese rezago implica que la deuda de enero y febrero corresponde a los meses de noviembre y diciembre.

En marzo, de todas formas, cuando ya se contempla el pago de las transferencias que corresponden a enero, tampoco se registró un cambio de tendencia. Además, se trata de un sector dolarizado: el salto del tipo de cambio de diciembre abultó todas las cuentas, lo que explica la intención del gobierno de una quita sobre esos pasivos. Ponerse al día tampoco es tarea sencilla: Cammesa, en su carácter de sociedad anónima sin fines de lucro, no está habilitada a realizar pagos sin primero cancelar sus deudas previas.

ML / ED

COMENTARIOS