Matrero, el legendario velero argentino triunfó en las costas italianas


El legendario barco argentino “Matrero”, diseñado por Germán Frers en 1970, se coronó en la Argentario Sailing Week de la toscana al liderar la clase Classic IOR de la regata italiana de yates clásicos y antiguos, donde compitió casi medio centenar de embarcaciones de 9 países en 7 categorías teniendo como punto de partida el hermoso Porto Santo Stefano, frente a las azules aguas del Mediterráneo.

La tripulación ganadora en Monte Argentario estuvo integrada por su líder, el empresario Rafael Pereira Aragón, acompañado por Sebastián Córdoba, Felipe Varela, Alex Hasenclever, Máximo Feldtmann, Alejandro Chometowski, Diego Weppler, Martín Zimmermann, Edi Cornudet, Karin Haddad, Marcus Beherendt y el timonel Martín Busch.

Una vez más subieron al podio a recibir un trofeo, así como lo hicieron recientemente en Les Voiles D’Antibes, en la Costa Azul francesa, donde habían conseguido el segundo puesto.

“Pudimos manejar muy bien los cambios de viento y navegamos por el primer hoyo. De hecho, doblamos la segunda baliza justo al lado de la popa de Il Moro di Venezia. Puedo decir que estamos realmente satisfechos con el trabajo de nuestro equipo”, explicó Busch. Estaba haciendo referencia a uno de los más prestigiosos y competitivos veleros internacionales, encabezado por Massimiliano Ferruzzi, que quedó en segundo lugar.

La tripulación del barco argentino “Matrero”.La tripulación del barco argentino “Matrero”.

La Argentario Sailing Week fue organizada por el Yacht Club Santo Stefano con el apoyo de la Región de Toscana y el Municipio de Monte Argentario y es una de las regatas que forman parte del campeonato creado por la Comité Internacional del Mediterráneo, cuyo programa incluye eventos tanto en Italia como en España, Francia y Mónaco, entre otros.

Fueron cuatro días de carreras fantásticas, excelente clima y, por supuesto, con diversión en los muelles. El vicepresidente y director deportivo del Yacht Club Santo Stefano, Marco Poma, relató que la de hoy “fue una regata muy técnica con un recorrido de 13 millas, bajo un cielo soleado con mar tranquilo y brisa del sureste entre las 12 y 14 nudos al inicio que fueron aumentando a medida que avanzó el día. Condiciones de ensueño para toda la flota. Un digno cierre para esta 23ª edición”.

COMENTARIOS