cuáles son los cuatro equipos con más veteranos y el caso Boca tras la llegada de Medel


«Está un poco más grande que cuando lo conocí», bromeó Juan Román Riquelme el jueves, durante la presentación del nuevo refuerzo de Boca: Gary Medel. Después de vestir las camisetas de Sevilla, Cardiff City, Inter, Besiktas, Bologna y Vasco da Gama, el chileno regresó al club en el que ya se había desempeñado entre agosto de 2009 y junio de 2011, y en el que había sido compañero del hoy presidente xeneize. Volvió con 36 años (cumplirá 37 el 3 de agosto), una edad que todavía ofrece oportunidades en el fútbol doméstico e internacional.

Noche de milonga, unas pocas horas de sueño, un plato de fideos con estofado, dos vasos de vino de mesa, un cigarrillo en el vestuario y a jugar. Las anécdotas de los remotos tiempos de un profesionalismo laxo descansan en el cofre de antigüedades. En líneas generales, los futbolistas de este tiempo cuidan mucho más su cuerpo. Ello y otros factores, como los cambios en los métodos de entrenamiento, han permitido estirar la vida útil de los jugadores. Hoy es frecuente encontrar en muchos planteles hombres de más de 35 años ocupando roles relevantes.

En la primera división argentina, son 63 los futbolistas que superan esa barrera de edad, repartidos entre 22 equipos: los únicos conjuntos que no cuentan al menos con un mayor de 35 son Vélez, Talleres, Argentinos Juniors, Godoy Cruz, Tigre y Barracas Central. Y algunos elencos tienen casi un 20% de su plantel conformado por hombres con siete lustros de vida o más.

En Boca, Medel se sumará a una dotación en la que sobra experiencia. Lo acompañarán tres jugadores de 37 años: el delantero uruguayo Edinson Cavani y los arqueros Sergio Romero y Javier García. Son un poco más jóvenes, aunque están al borde de los 35 (todos tienen 34), Marcos Rojo, Cristian Lema, Darío Benedetto y el peruano Luis Advíncula.

Franco Armani, la experiencia en el arco de River. Foto: Alejandro Pagni / AFP.Franco Armani, la experiencia en el arco de River. Foto: Alejandro Pagni / AFP.

Los otros cuatro clubes que integran el pentagrama de los llamados “grandes” también registran en sus dotaciones varios mayores de 35, aunque la participación de cada uno de ellos en los equipos es variable. River tiene a Franco Armani (37) y Milton Casco (36); Racing, a Gabriel Arias (36), Leonardo Sigali (37) e Iván Pillud (38); Independiente, a Mauricio Isla (36), Damián Pérez (35), Julio Buffarini (35) y Federico Mancuello (35); y San Lorenzo, a Carlos Sánchez (38) y Sebastián Blanco (36).

En otros conjuntos, la centralidad de los veteranos es absoluta. Con una estrategia de reincorporación de jugadores que en otro tiempo habían vestido la casaca albirroja, Estudiantes construyó un plantel altamente competitivo que le permitió ganar la Copa Argentina en diciembre y la Copa de la Liga Profesional hace poco más de un mes. En el equipo dirigido por Eduardo Domínguez se destacan el capitán José Ernesto Sosa (cumple hoy 39) y el mendocino Enzo Nicolás Pérez (38), quien regresó al club en enero.

A los 39 años, José Sosa sigue siendo fundamental para Estudiantes. Foto: Eduardo Rapetti / AFP.A los 39 años, José Sosa sigue siendo fundamental para Estudiantes. Foto: Eduardo Rapetti / AFP.

A ellos se suman otros tres hombres de larguísimo recorrido: Federico Fernández (35), Pablo Piatti (35) y Luciano Lollo (37). Ello convierte al de Estudiantes en uno de los cuatro planteles con cinco hombres mayores de 35: los otros son los de Deportivo Riestra, Sarmiento e Independiente Rivadavia.

Al igual que Eduardo Domínguez, Miguel Ángel Russo también eligió apuntalar con los experimentados a su Rosario Central, ganador en diciembre de la edición 2023 de la Copa de la Liga Profesional. En el Canalla son piezas inamovibles el arquero Jorge Broun (38), el zaguero central Carlos Quintana (36) y el mediocampista Ignacio Malcorra (36).

A los 37 años, Marco Ruben volvió a Rosario Central y ya gritó un gol. Foto: Sebastián Granata.A los 37 años, Marco Ruben volvió a Rosario Central y ya gritó un gol. Foto: Sebastián Granata.

A ellos se sumó hace dos semanas un prócer de la institución, el delantero Marco Ruben (37). El máximo goleador del club en la era profesional volvió al Gigante de Arroyito el 2 de junio, en el empate 1 a 1 con Lanús por la cuarta fecha de la Liga Profesional. Ese día, en el cuarto minuto agregado del segundo tiempo, el hombre nacido en Capitán Bermúdez marcó su 106° tanto en su 263° partido con la camiseta auriazul.

El otro coloso rosarino, Newell’s, utilizó en los últimos años una estrategia de repatriación similar a la que usó Estudiantes y ello le permitió recuperar a hombres como Maximiliano Rodríguez, Ignacio Scocco, Pablo Pérez, Fernando Belluschi, Mauro Formica o Hernán Bernardello. Hoy cuenta con dos hombres experimentadísimos y muy identificados con el club: Leonel Vangioni (37) y Éver Banega (35). Ellos son dos de los tres mayores de 35 que integran el plantel: el otro es el arquero Lucas Hoyos (35).

Ever Banega, calidad y experiencia en el mediocampo de Newell's.Ever Banega, calidad y experiencia en el mediocampo de Newell’s.

Si bien Defensa y Justicia tiene uno de los plantel más jóvenes de la Liga Profesional, a él pertenece el jugador más longevo de la primera división argentina: el arquero Enrique Bologna, de 42 años. El podio lo completan Lisandro López (41), de Sarmiento, y Marcelo Barovero (40), de Banfield, que acaba de retirarse. Ellos son los únicos que superaron la barrera de las cuatro décadas. Los tres están lejos del hombre más veterano que compite en un torneo organizado por la Asociación del Fútbol Argentino: el guardavalla arrecifeño Martín Ríos, quien integra el plantel de Deportivo Merlo y el 14 de julio cumplirá 47 años.

COMENTARIOS