Flavio Azzaro increpó a un hincha en la Copa América que lo acusó de hacer «periodismo barato»


Flavio Azzaro vivió un momento tenso con un fanático que lo increpó antes del partido entre Argentina y Canadá en la primera fecha del Grupo A de la Copa América. El periodista estaba haciendo una transmisión en vivo para su canal cerca del estadio cuando un hincha se le acercó con una cámara y le recordó sus críticas hacia la selección argentina. Tras el incidente, Azzaro compartió detalles en su canal.

«Memoria, argentinos, memoria. Que no vuelva a pasar que el periodismo barato nos haga sentir que tenemos que ir en contra de nuestros jugadores por un poquito de cámara», le dijo el aficionado a Azzaro mientras lo grababa de cerca con su teléfono. Aunque el cronista se rió e intentó alejarse, el hombre insistió: «Que no vuelva a pasar porque eso es difícil conseguirlo». «Callate, pancho», respondió Azzaro, acercándose para apartarle la cámara al ver que seguía grabando.

Aunque no se vio claramente lo sucedido debido al forcejeo, se escuchó al fanático decir: «¿Qué pasa? Te voy a romper la boca, no me toques. Mirá que somos 50».

En su canal de YouTube, Azz Contenidos, Azzaro explicó en detalle lo ocurrido fuera de cámara: «Lo que viví ayer fue espectacular. Había unos 400 argentinos y la mayoría se acerca, te felicita, habla de tu trabajo, te pide una foto o un video, o te recuerda algo que dijiste. Pero de repente alguien te grita ‘Azzaro Bostero’ o ‘vendehúmo’. No me molesta la crítica, vivo de eso. Lo que me molesta es el falso guapo«.

Continuó: «Me incomoda el pendenciero que viene y te graba. Primero me filmaba y, al ver lo que decía, traté de irme. En otro momento de mi vida habría actuado diferente. Hoy estoy con mi mujer trabajando en otro país. Quiso figurar grabándome para enviárselo a otro. Si realmente lo sintiera, habría conversado conmigo y hasta soportaría sus insultos».

Sobre el momento de tensión y el posterior forcejeo, Azzaro precisó: «Cuando te filman de cerca, eso ya es violento. Llega un punto en que no permites que te graben de esa manera. Actúas, le quitas el celular, apartas su mano y dices basta. Cuando se apaga la cámara, estos matones actúan diferente. Dicen ‘mirá que tengo 50’. Si son 20 o estás solo, para mí es lo mismo. En mi barrio, decir que te van a golpear entre 50 grabando con un teléfono es de cobarde».

También reveló que el hombre lo provocó diciendo: «Pegame así vas preso, en este país vas preso». «Buscan eso, que actúes para hacerte quedar como el malo, violento. No, no. Le quito el teléfono porque no soporto más que me graben y que quede como un tonto. La gente alrededor me decía ‘olvidate, es un pancho’. Y me seguían pidiendo fotos».

Finalmente, comentó: «No voy a tolerar la cámara en mi cara. Contaré hasta 10, como me han enseñado, y me iré o me moveré a otro lado. Pero cuando alguien cruza la línea y sigue a una persona que está trabajando con su mujer, basta. No digan que me peleé porque no lo hice. No peleo desde los 16 años. Y menos con un tipo de 40 años con olor a alcohol que te escupía la hamburguesa en la cara. Cuando se le cayó el teléfono decía ‘mi móvil, mi móvil’. Basta de estos fenómenos que quieren un minuto de fama».

COMENTARIOS