sufrió para ganarle a Jamaica en un grupo que le importa y mucho a la Argentina


México le ganó por 1-0 a Jamaica en la primera fecha del Grupo B de la Copa América 2024, en el que más temprano Venezuela le ganó 2-1 a Ecuador. Se enfrentaron en el NRG Stadium de Houston, Texas, ante una multitud de fanáticos mexicanos.

Esta zona B es de interés para la Argentina porque de allí saldrán los cruces de cuartos y semifinales en caso de que el equipo de Scaloni avance a la siguiente fase. El Tri hizo su regreso al certamen continental donde ya estuvo presente en diez oportunidades, llegando a las finales de los años 1993 y 2001, en las que cayó ante Argentina y Colombia, respectivamente.

México comenzó el partido haciéndose cargo de su condición de favorito, como era de esperarse. El conjunto dirigido por Jaime «Jimmy» Lozano salió empujado por la afición dispuesto a marcar el primer gol del partido. ¿El más peligroso en el ataque? El argentino nacionalizado mexicano, Santiago Giménez, hijo del ex Boca, Christian «Chaco» Giménez, de 23 años.

Jamaica, una selección muy física y veloz, se plantó con una línea de cinco defensores y tres volantes, preparada para salir de contra, logrando su cometido en varias oportunidades aunque con poca eficiencia.

Más allá de alguna aproximación, la primera gran incidencia para los aztecas fue nefasta: antes de que se cumpla la primera media hora de juego tuvo que salir reemplazado su capitán, Edson Álvarez, lesionado y llevado en andas hasta el banco de suplentes. El mediocampista del West Ham, de 26 años de edad, es una de las piezas claves de la selección. Su lugar lo ocupó Luis Romo.

México sintió el golpe de la salida de Álvarez: perdió el ímpetu del arranque, el partido se tornó muy chato y fueron los Reggae Boyz quienes parecieron estar más cerca de acertar el primer gol pero siempre terminaron qiedando presas de su propia torpeza.

El segundo tiempo se inició con la misma tónica, Jamaica más punzante y peligroso que un México dormido. En ese contexto llegó un gol para los caribeños que terminó siendo anulado por una posición adelantada finísima que pudo ser detectada gracias al VAR. Iban cinco minutos.

México pareció renacer en esa jugada porque desde ese momento se volcó con decisión sobre el arco defendido por Jahmali Waite, arquero de El Paso Locomotive, de la USL Championship, la segunda división de los Estados Unidos, por debajo de la MLS.

Por eso, el gol de Gerardo Arteaga, un zapatazo desde el borde del área con todo Jamaica defendiendo, no sorprendió. Fue el 1-0 y el alivio para los aztecas, que pasaron del infierno al paraíso en cuestión de minutos.

Sobre el final, México se refugió peligrosamente en su campo, desnudando sus limitaciones y dejando claro que será difícil que pueda prolongar mucho su historia en esta Copa América en la que le esperan rivales mucho más duros que los jamaiquinos.

El próximo partido de la Tri será contra Venezuela, en duelo de ganadores, el próximo miércoles 26 a las 22.00 horas, y en la última fecha deberá chocar contra Ecuador, el domingo 30.




copa-america

COMENTARIOS