Se necesitan goles para ganar


Ricardo Gareca aterrizó este lunes en Chile totalmente apenado por la eliminación de Chile en la Copa América 2024 y admitió que no está conforme con el rendimiento ofensivo del equipo, aunque sí el comportamiento de cara a la eliminatoria al Mundial 2026, que se reanuda en septiembre próximo.

«Teníamos mejores expectativas. Nunca nos encontramos, por lo menos de lo que habíamos insinuado en los partidos anteriores. El equipo se mostró sólido, pero eso no nos conforma.Lógicamente necesitamos hacer goles, se necesitan para ganar. En general estamos conformes más que nada con el comportamiento», declaró a la prensa tras su llegada al aeropuerto de Santiago.

Gareca se declaró el «máximo responsable» de lo que mostró Chile en el certamen continental en el que no marcaron goles y terminaron con una derrota frente a Argentina y dos empates ante Perú y Canadá por el Grupo A.

«Somos los que mostramos una idea de juego, confeccionamos el equipo y los cambios, entonces tenemos una gran autocrítica en ese aspecto», aseguró.

El técnico argentino calificó como «apresurada» las decisiones del árbitro colombiano Wilmar Roldán en el partido ante los canadienses, que desembocaron en la expulsión del lateral Gabriel Suazo y en la omisión de un codazo del zaguero Möise Bombito contra la el rostro del mediocampista Rodrigo Echeverría.

«Me pareció una carrera en velocidad de dos jugadores era muy factible el choque, pero se tiene que juzgar la intención. No hubo una agresión que uno pueda interpretar y en ese sentido me pareció apresurado», analizó el Tigre sobre la jugada en la que Suazo quedó fuera por doble tarjeta amarilla.

Sobre su suspensión que le impidió dirigir el tercer partido, el entrenador cuestionó la dureza en la aplicación del reglamento sin contemplar otras condiciones. «Solo pasó un minuto en el que un jugador no llegó a tiempo y es el técnico el que paga las consecuencias. Tratamos de hacer todo lo posible, la caminata era muy larga desde los vestuarios a la cancha y tratamos de acomodarnos de la mejor manera, pero lamentablemente me suspendieron un partido», dijo.

Gareca además destacó que «en general las actuaciones individuales de algunos muchachos fueron importantes», y en ese sentido tiene tranquilidad para buscar la clasificación al Mundial de 2026, que fue el objetivo principal que se trazó al asumir la conducción de la selección chilena en enero pasado.

Para el técnico vendrá un periodo en que el rendimiento «vamos a analizarlo más profundamente», pues La Roja volverá a competir en septiembre por las Eliminatorias Sudamericana, en la cual Chile se encuentra en el octavo lugar y fuera de los puestos que dan acceso al Mundial.

COMENTARIOS