Francia se impuso en los penales, eliminó a Portugal y Cristiano Ronaldo se despidió de la Eurocopa entre lágrimas


Ese penal del lateral Theo Hernández que se clavó en el ángulo izquierdo de Diogo Costa tal vez significó algo más que la victoria de Francia 5-3 ante Portugal en los penales por los cuartos de final de la Eurocopa luego de la igualdad sin goles. Sucede que el de ayer pudo haber sido el último de los partidos de Cristiano Ronaldo, de 39 años, en un torneo grande a nivel selección. El Bicho, competidor serial de Lionel Messi a lo largo de tantos años, se fue de la Euro sin poder convertir y dejando señales claras del paso del tiempo. No lloró el portugués cuando los franceses festejaban junto al arquero Mike Maignan porque es posible que haya masticado este final un tiempo atrás.

Le costó toda la Euro a Cristiano como le está costando a Messi la Copa América. El calendario no miente. Pero tanto el luso como el rosarino son competidores natos y tienen talentos especiales, de esos que se consiguen en un puñado de jugadores en la historia. Por eso siguen estando en la cúspide, más allá de que uno juegue en la liga de Arabia Saudita y el otro en la MLS.

Hasta este torneo, Cristiano había disputado 5 Eurocopas y 5 Mundiales; en todas anotó goles. Y esta sexta edición del máximo torneo europeo la culminó sin festejos en 486 minutos y luego de 10 remates al arco.

La contracara de Ronaldo es Kylian Mbappé, el ahora extremo de Real Madrid que asoma como el sucesor del portugués y de Messi. El francés observó la definición por penales desde el banco de suplentes porque el entrenador Didier Deschamps decidió sacarlo en el segundo tiempo suplementario. Y lejos del rencor, Mbappé fue el encargado de realizar la arenga antes de la definición y el más enfático en los festejos.

El partido fue parejo, con Portugal manejando más la pelota (59 por ciento) y generando las situaciones más claras. Mike Maignan atajó dos muy buenas en el segundo tiempo.

A los 20 minutos del segundo tiempo ocurrió una jugada particular cuando a Randal Kolo Muani una pelota le quedó picando adentro del área, tal como le había quedado frente a Emiliano Martínez en el Mundial de Qatar. Y la definición del delantero fue otra vez fallida, aunque esta vez el que la desvío fue el defensor Ruben Días y no el arquero.

No jugó bien Ronaldo, en este torneo metido entre los centrales rivales. No es el mejor sitio para el Bicho, se sabe. Aunque es probable que haya sido el único lugar en el que pueda jugar en este fútbol físico y juvenil. Igual, no tuvo ocasiones de gol: fue controlado de buena manera por Dayot Upamecano y por William Saliba.

Y a Mbappé le está pasando lo que a Messi en el duelo ante Ecuador: juega con algo de miedo. El francés volvió a saltar al campo de juego con la máscara en su rostro por la fractura en la nariz y se lo nota sin confianza. Igual, sorprendió la determinación de Deschamps de sustituirlo en el final.

Fue perfecta la tanda de penales de Francia: metieron Dembelé, Fofana, Koundé, Barcola y Hernández. En Portugal anotaron Ronaldo (con polémica porque detuvo su marcha camino al impacto), Bernardo Silva y Nuno Mendes. El que falló y quedará como la cara de la derrota fue João Félix, el futbolista por el que Atlético de Madrid pagó 127 millones de dólares en 2019 y que ahora regresaría a Benfica en una cifra cercana a los 30 millones.

La otra postal que regaló la eliminación de los portugueses fue el llanto de Pepe, consolado por el capitán Ronaldo. Para el zaguero de 41 años fue el último de los partidos vestido con la camiseta de su país. Se despide con 141 partidos, 8 goles y 2 títulos (UEFA Nations League 2019 y Eurocopa 2016).

Francia jugará entonces contra España en una de las semifinales. Y ya no habrá más Cristiano Ronaldo, como mínimo, en Eurocopas.


eurocopa-cuartos

COMENTARIOS