La violencia no tiene fin en el fútbol local

Los incidentes se registraron en el partido entre Aberastain y Rivadavia por la fecha 9 del fútbol sanjuanino.

La violencia no tiene fin en el fútbol local. Este sábado volvió a dar el presente en las canchas de San Juan. Fue en Pocito, en el partido entre Aberastain y Rivadavia por la fecha 9 de Liga Sanjuanina de Fútbol.

Testigos afirmaron que los incidentes comenzaron cuando ya faltaba poco para que finalice el encuentro. Expresaron que fue cuando Marcio Torres, del equipo de La Bebida, golpeó a Diego Cuello y lo dejó en el piso. Tras esto, todo se convirtió en una batalla campal. Luego, los hinchas del Naranja ingresaron al campo de juego y se sumaron a los ataques.

Los primeros datos que se emitieron tras los incidentes reflejan que Armando Ríos y Julio Marun de Rivadavia sufrieron lesiones graves. El primero se encuentra en observación y el arquero Marun tiene una fisura de tabique. Sin embargo, aún falta confirmar el resto de afectados.

 

COMENTARIOS