Marcos Rojo admitió su error en la expulsión ante Platense y habló del llamado de Messi para sumarse a Inter Miami: «No estaba convencido de irme de Boca»

Marcos Rojo admitió su error en la expulsión ante Platense y habló del llamado de Messi para sumarse a Inter Miami: "No estaba convencido de irme de Boca"

Marcos Rojo, defensor de Boca, habló después de ver la roja en el encuentro ante Platense, disputado el pasado fin de semana en Vicente López, por la fecha 4 del Torneo de La Liga Profesional de Fútbol. Entre otros temas, habló de Riquelme, de Diego Martínez y de Benedetto.
“Charlé con mis compañeros, cuerpo técnico y quienes tenía que darles mis disculpas”, deslizó el ex marcador de Manchester United. Tras esto, aportó: “La primera amarilla fue un error enorme e innecesaria; me fui expulsado, dejando uno menos y ahí se complica todo. Asumo toda la responsabilidad de la derrota”.
Voy a aceptar este momento, a meterle, tratar de seguir mejorando y de seguir ayudando a Boca y a todos mis compañeros, que es lo que siempre hago”, siguió.
Más tarde, contó que recibió una propuesta para jugar en el extranjero: “A mí me llamo Leo Messi, para ir a Inter Miami. La verdad que no estaba convencido de irme de Boca, había renovado hace poco; me comuniqué con Román y le dije que si me necesitaba, me quedaba”.
Luego, afirmó: “Voy a tratar de mejorar lo que tenga que mejorar, porque me encanta y disfruto jugar en Boca”.
Acerca de su situación en el equipo de la ribera, no titubeó: “Estoy muy cómodo. Con Román tenemos una relación muy buena, charlamos siempre. Con el DT también estoy muy bien, se dijeron muchas tonterías y eso te cansa. Diego es un gran entrenador”.
En el tramo final de la entrevista con radio La Red, sentenció: “Acepto las críticas y sé cómo es el juego. Si no fuera profesional no hubiera hecho la carrera que hice, jugar en los equipos que jugué y estar en el nivel que estoy”.
Para cerrar, completó: “Todo lo que juegue lo quiero ganar, si estás en Boca es para ganar. Tengo contrato con Boca. Hay que esperar a que lleguen las buenas devuelta”.

El cumpleaños de Benedetto, la otra polémica en la que estuvo Rojo: ¿Qué dijo?

En primer lugar, se refirió a su compañero, de quien dijo: “No soy quién para hablar de la situación de Benedetto y no lo voy a hacer".
En lo que respecta al festejo de su cumpleaños, explicó: "En el momento que fui, estaba lesionado y no tenía que entrenar con el grupo. Lo banco siempre al 'Pipa'”.
“Este tiempo que no le tocó jugar se la bancó siempre y con buena cara. Entrenó siempre, hasta el día de hoy. Siempre tiró para adelante y viajó para todos lados. No tengo nada para decir en contra”. concluyó.

COMENTARIOS