Escándalo en Alemania: dos figuras de la Selección casi se van a las piñas en un entrenamiento

Escándalo en Alemania: dos figuras de la Selección casi se van a las piñas en un entrenamiento

Si bien es cierto que mucho se habla sobre la intensidad de los entrenamientos de la Selección de Alemania, hay jugadores que lo llevan al extremo de lo ridículo. La paz en el predio en el que los tetracampeones mundiales llevaban a cabo su práctica se desvaneció cuando dos "peso-pesados" se enfrentaron.

Las estrellas germanas Antonio Rudiger y Niclas Fullkrug estuvieron involucrados en un momento por demás caliente en el entrenamiento pocos días antes de que los anfitriones comiencen la Eurocopa 2024.

Rudiger había derribado repetidamente al delantero, mientras el defensor lo marcaba de cerca durante un ejercicio de marcaciones durante el entrenamiento. Fullkrug se quedó en el suelo después de una fuerte entrada del zaguero de los “merengues” y, según los informes, comenzó a insultar a Rudiger desde el piso.

Fue entonces cuando el delantero se levantó y se dirigió directo hacia Rudiger. Los compañeros intentaron intermediar mientras los dos jugadores se empujaban entre sí. El incidente amenazaba llevar las cosas a los golpes de puño de no ser porque el segundo entrenador Sandro Wagner tuvo que intervenir para calmar la situación.

Rudiger tiene antecedentes

El defensor, actualmente en Real Madrid, es conocido por su mal genio y temperamento, no solo en la cancha. También en los entrenamientos. Tal es asi que, en 2018, Rudiger y Joshua Kimmich tuvieron que ser separados hoy por el cuerpo técnico y otros compañeros de la selección de Alemania, tras discutir en una práctica previa al Mundial de Rusia.

Según publicó el diario germano Bild, ambos jugadores “se enfrentaron violentamente y se pusieron cara a cara en el campo” y todo habría comenzado por una fuerte patada que Rüdiger le dio a Kimmich durante un ensayo informal.

Miroslav Klose, máximo goleador en la historia de los mundiales y en aquel momento asistente de Joachim Löw, por entonces seleccionador alemán, intervino para que el enfrentamiento no llegara más lejos.

COMENTARIOS