choque, sanción, puesto 18 y bronca


No terminó de la mejor manera la actuación de Agustín Canapino en la octava fecha de la Indy Car. En su regreso a la categoría (tras la ausencia en Road América por decisión de su equipo, Junco Hollinger Racing) Si bien completo la final en Laguna Seca, el arrecifeño sufrió un despiste y después fue penalizado, lo que lo dejó en el puesto 18 de la general.

El español Àlex Palou repitió su victoria de 2022 en Laguna Seca con una exhibición al volante que le permitió situarse de nuevo como líder del campeonato, favorecido además por los problemas que tuvieron sus principales rivales por el título.

El piloto argentino del equipo Juncos Hollinger Racing al volante del Dallara-Chevrolet salió en el puesto 13 y tuvo una salida correcta, a pesar de haber perdido dos posiciones con Josef Newgrade ycon Santino Ferrucci lo que lo dejó en el puesto número 15. A partir de allí, el Titán arrancó un duelo con los pilotos Aj Foyt y Christian Rasmussen.

En la vuelta 20, el pelotón de adelante del arrecifeño entró a boxes lo que lo hizo escalar hasta el puesto 13. Pero, tres giros más tarde, el que ingresó fue el Dallara-Chevrolet y al volver a pista había quedado en el puesto 21.

Fue una carrera accidentada. En la vuelta 35, Luca Ghiotto sufrió un accidente lo que provocó que apareciera la bandera amarilla. Los autos eligieron entrar a boxes y Canapino llegó hasta el puesto 9°. Pero cuando reingresó el pelotón intentó superar a Kyffin Simpson pero se fue de pista y fue superado por cuatro autos.

Cuando promediaba la carrera, Canapino puso neumáticos duros y, cuando salió de boxes estaba en la posición número 24. Sin perder la paciencia, en la vuelta 72 comenzó a recuperar posiciones hasta meterse en el puesto 17. Pero hubo más incidencias y un toque entre Scott McLaughlin y Will Power lo llevó a la 14.

Cuando se terminaba el Gran Premio de Monterrey habría una accidente más, aunque -para la organización- este sería provocado por el propio Canapino: el hombre de Arrecifes rozó a Simpson lo que provocó que el barbadense-caimanés rompiera su neumático. El argentino fue sancionado por lo que su clasificación final cayó hasta el puesto número 18.

Cuando su equipo le comunicó por radio que había sido sancionado, Canapino explotó de bronca: «¡Vamos, honestamente, no es justó!», exclamó indignado el argentino.

La de Laguna Seca es la tercera victoria de la temporada para Àlex Palou, actual campeón de la IndyCar, que lidera el campeonato con 285 puntos, 27 más que el australiano Will Power (Penske) y 34 más que su compañero de equipo, el neozelandés Scott Dixon.

Los estadounidenses Colton Herta (Andretti) y Alexander Rossi (Arrow McLaren) completaron el podio en el Firestone Grand Prix de Monterrey (California).

La próxima carrera se dará el 7 de julio en Mid-Ohio.

COMENTARIOS