A puro sufrimiento, Ecuador le sacó un empate a México y será rival de Argentina en cuartos de final de la Copa América


Los televisores estuvieron prendidos en la noche de Miami. En la concentración de la Selección Argentina estuvieron atentos a la definición del grupo B para conocer a su rival de cuartos de final y tomar nota.

Ecuador resistió ante México en el State Farm Stadium de Glendale, Arizona, con una clave intervención de Silvio Trucco desde el VAR y consiguió el empate que necesitaba para quedarse con el segundo lugar, detrás de la sorprendente Venezuela del Bocha Batista.

El jueves a las 22 (hora de Argentina) en Houston, los ecuatorianos se verán cara a cara con la defensora del título.

Si es por información previa al equipo de Lionel Scaloni le viene al dedillo medirse contra Ecuador. Es que fue uno de los dos equipos que enfrentó en los amistosos previos al inicio de esta competencia continental. Argentina le ganó 1-0 al elenco del español Felix Sánchez el 9 de junio en Soldier Field de Chicaco con gol de Ángel Di María.

México quedó eliminado de la Copa América en fase de grupos. Foto: APMéxico quedó eliminado de la Copa América en fase de grupos. Foto: AP

Sabe entonces la Scaloneta lo que le espera. ¿Qué le espera? Un contrincante duro que conoce bien cómo plantearle una noche complicada a su rival de turno, tal como lo hizo contra el campeón del mundo y tal como lo hizo ante México en el cierre de la fase de grupos.

Implementa un esquema 4-2-3-1 un tanto mentiroso ya que en grandes pasajes el parado resulta más bien un clásico 4-4-2 y al momento de protegerse de los ataques se cierra con cinco en el fondo con Alan Franco metiéndose entre los dos defensores centrales.

Ante los de Jaime Lozano, Ecuador repitió a nueve de los once futbolistas que actuaron ante la Argentina en aquel encuentro de preparación. Y también propuso un juego más bien combativo tratando de sacarle jugo al contragolpe aunque buscando cuidar el trato de la pelota en los pocos momentos en que puede poseerla.

Producto de su mayor urgencia, México tuvo al arco de enfrente entre ceja y ceja desde el vamos. Cada vez que pudo intentó un remate, mayormente obstruido por algún defensor ecuatoriano o desviado.

También apeló a los centros cruzados pero los centrales ecuatorianos ganaron mayormente desde las alturas. Del otro lado, la idea siempre fue la de jugar con la necesidad azteca, esperar y aprovechar los espacios para contraatacar.

Desde el VAR, el argentino Silvio Trucco intervino para corregir un penal en favor de México que había sido mal sancionado por el juez principal. Foto: ReutersDesde el VAR, el argentino Silvio Trucco intervino para corregir un penal en favor de México que había sido mal sancionado por el juez principal. Foto: Reuters

El juez argentino Silvio Trucco, a cargo del VAR, debió chequear un posible penal de Félix Torres sobre Gerado Arteaga, pero de modo correcto le indicó al árbitro principal, el guatemalteco Mario escobar, que no había infracción.

México lo puso contra las cuerdas decididamente en el complemento. Ecuador apenas pasó la mitad de la cancha y se vio obligado a defender demasiado cerca de su arquero, que le tapó un tiro bravo a Julián Quiñones. El rebote le quedó a Santiago Giménez y su remate dio en el palo.

En el final Trucco intervino muy bien de nuevo para evitar un penal inexistente a favor de México en el último minuto de descuento. No había sido falta de Torres sobre Guillermo Martínez.

COMENTARIOS