goleó a Jamaica y se clasificó a los cuartos de final de la Copa América


Venezuela escribió una de sus páginas doradas en Austin. La goleada 3 a 0 ante Jamaica confirmó su gran momento. De la mano de Fernando Batista, que debió seguir el partido desde un palco por la suspensión que le aplicó la Conmebol, se clasificó a los cuartos de final de la Copa América con puntaje ideal. Nunca antes había logrado ganar los tres primeros partidos de la fase de grupos. Con seis goles a favor y apenas uno en contra, accedió a la próxima ronda, instancia en la que se medirá con Canadá, el viernes en Texas.

El primer tiempo fue muy discreto y se esperaba mucho más de Venezuela. Con Fernando Batista en una tribuna, comunicado a través de un circuito cerrado con un colaborador, salió con seis cambios a jugar contra los jamaiquinos. A fin de cuentas, la clasificación estaba asegurada. Pero fue el equipo caribeño el que tuvo las chances más claras en la primera media hora.

Lo mejor del equipo que conduce el islandés Heimir Hallgrímsson, el odontólogo que dirigió a la selección escandinava en Rusia 2018 ante Argentina, se produjo por la banda izquierda. En esa zona gravitaba Jonathan Bell, que desbordó a Alexander González en varias ocasiones.

Dos de ellas terminaron en sendos cabezazos que no pudieron aprovechar Renaldo Cephas y Damion Lowe. Los volantes le erraron al arco. El resto de los envíos aéreos terminaron en puñetazos de Rafael Romo, pero dejaron claro que Jamaica estaba dispuesto a atacar.

Hubo un pisotón de Darwin Machís sobre Michail Antonio que el árbitro italiano consideró tarjeta amarilla, pero ameritó la revisión del VAR. Con el okey de la tecnología, el juego continuó. Estuvo correcto el europeo. No merecía la roja.

Machís fue el más desequilibrante del equipo vinotinto, esta noche vestido de blanco. Y cuando se encendió, Venezuela empezó a mejorar. Especialmente, en los últimos diez minutos. Subieron los laterales, buscando aprovechar la fragilidad por los costados de los jamaiquinos, que llegaron hasta Austin con una línea de tres centrales.

Darwin Machis, uno de los mejores de los caribeños. 
Foto: EFE/EPA/ADAM DAVISDarwin Machis, uno de los mejores de los caribeños.
Foto: EFE/EPA/ADAM DAVIS

Justamente Machís generó la jugada más peligrosa, un zurdazo que se elevó y bajó con potencia, pero encontró una notable respuesta de Jahmali Waite, quien la descolgó del ángulo con un manotazo.

En el segundo tiempo, Venezuela salió con mayor decisión y lo destrabó rápido. Un centro de Aramburu que cabeceó Eduard Bello en las narices de Waite abrió la cuenta. El dominio fue abrumador. Y un rato después, Yangel Herrera puso un pase filtrado para Salomón Rondón, que trastabillando definió cruzado y de zurda. Fue un golazo.

Con el 2 a 0, Batista reguló con los cambios. Pero Kervin Andrade y Eric Ramírez entraron bárbaro. Y los dos combinaron para el tercer grito de una tarde-noche histórica.

Los goles de Venezuela



copa-america-cuartos-escenario



COMENTARIOS