Uruguay le ganó a Estados Unidos con un polémico gol que terminó con los sueños del dueño de casa


Uruguay ganó su grupo con el puntaje ideal. Y nadie podrá dudar de su capacidad, está claro. En definitiva, Marcelo Bielsa (anoche, suspendido, le dejó su lugar en el banco a Pablo Quiroga) armó un equipo intenso y con mucha personalidad. Sin embargo, el modo en el que llegó al éxito frente a Estados Unidos no estuvo exento de polémica. El gol de Mathias Olivera generó discusiones. En definitiva, de acuerdo al ángulo de la cámara, el zaguero parece en posición adelantada cuando parte el cabezazo de Ronald Araújo. Lo cierto es que aprovechó el rebote que dio Matt Turner y firmó la victoria. Ahora, espera por Colombia, Brasil o un milagro de Costa Rica. Los norteamericanos quedaron eliminados.

El primer tiempo tuvo pocas emociones y fue demasiado cortado por las infracciones. Estados Unidos mostró más pierna fuerte que fútbol y Uruguay no pudo desequilibrar, más allá de algunas pinceladas de Nicolás De La Cruz.

Prevaleció la lucha sobre el césped de Kansas. Y tan duro se jugó que terminó con Maximiliano Araújo lesionado. El delantero chocó en un tiro de esquina, se desplomó y tuvo que abandonar la cancha con cuello ortopédico y en camilla. En su lugar ingresó Cristian Olivera, que fue profundo por la izquierda, ganando el mano a mano ante Joseph Scally. Recién en el final de esa etapa se animó Matías Viña, que pasó poco al ataque porque se ocupó de Cristian Pulisic, talentoso capitán del conjunto local.

Uruguay tuvo un poco más la pelota, pero casi no generó situaciones en el área de Matt Turner. La más clara se produjo a través de una recuperación de Manuel Ugarte en la mitad de la cancha y una combinación entre De La Cruz y Darwin Núñez que no terminó en gol de Nahitan Nández porque Tim Ream despejó en la línea de sentencia.

Después, hubo un remate de Núñez y otro de Facundo Pellistri. Ambos le erraron al arco tras centros de Olivera y De La Cruz.

Estados Unidos también terminó con un jugador lastimado. Folarin Balogun se golpeó con Sergio Rochet y se llevó la peor parte. Fue reemplazado por Ricardo Pepi. Los norteamericanos no remataron a los tres palos del número uno uruguayo.

En el segundo tiempo, consciente de que solo un triunfo podía impulsarlo a los cuartos de final, Estados Unidos salió lanzado. Sin embargo, en una pelota parada, Uruguay se encontró con el triunfo. Ejecutó De La Cruz, cabeceó Araújo, tapó Turner y Olivera definió. ¿En posición adelantada? Ni siquiera la tecnología zanjará la controversia.


COMENTARIOS