Si lo errás sos un cagón


Un día como hoy, 3 de julio, pero de 1990, la Selección Argentina se enfrentaba al anfitrión, Italia en las semifinales de la Copa del Mundo de aquel año. El partido terminó en empate 1-1 y llegó hasta la definición por penales, donde Diego Armando Maradona anotó el suyo y Sergio Goycochea se vistió de héroe bajo los tres palos, atajando dos remates.

En octavos de final, el equipo de Carlos Salvador Bilardo había vencido a Brasil por 1-0 y en cuartos de final el seleccionado argentino superó desde los doce pasos a Yugoslavia, definición en la que Maradona había fallado su remate.

Aquella semifinal del mundo en el Estadio San Paolo de la ciudad de Nápoles no arrancó con el pie derecho, ya que la selección dueña de casa se puso arriba en el marcador con la definición de Salvatore Totó Schillaci, pero Argentina pudo reponerse ante la adversidad y empató el partido en el complemento con gol de cabeza de Claudio Paul Caniggia. Tras el 1-1 en los 90 minutos, los dirigidos por el Doctor Bilardo volvían a definir por penales una clasificación.

Un San Paolo repleto de fanáticos divididos. Por un lado estaban quienes apoyaban a Italia y por el otro lado los argentinos y napolitanos que su amor por Diego Maradona les tiraba más que nunca, hacían que la atmósfera del estadio fuera histórica.

Goycochea ataja el cuarto disparo de Italia y llega octavo penal de la serie, el de Diego Armando Maradona. El Diego venía de fallar ante Yugoslavia. Ante un público y estadio más que conocido comenzó la su caminata por el centro de la cancha hacia la pelota.

«El penal más sufrido de mi vida porque yo venía de errar con Yugoslavia, pero me fui diciendo desde la mitad de la cancha si lo errás sos un botón, sos un cagón, sos lo peor, no podés traicionar a tanta gente que te quiere; a mamá, a papá, tus hermanos, a la gente de Argentina… Y me encontré con la pelota», señaló el astro argentino en una entrevista con el canal de la FIFA.

Diego acomodó en el circulo la pelota, tomó carrera y no falló. Remate abierto al palo derecho del arquero italiano que se tiró hacia su izquierda y Argentina se ponía arriba 4-3 en los penales. Resultado definitorio ya que Goycochea ya le había atajado un disparo a Roberto Donadoni y taparía el siguiente penal, a Aldo Serena, le pondría fin a la semifinal y aseguraría el pase de la Selección Argentina a la final.



COMENTARIOS